Inician la reforma de la calle Miguel Bueno con una inversión de casi 400.000 euros

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Ayuntamiento de Fuengirola, tal y como se acordó con los vecinos de El Boquetillo, ha dado comienzo, transcurrida la Semana Santa, los trabajos de mejora de la calle Miguel Bueno; en concreto en el tramo comprendido entre la avenida de Mijas y la calle Menorca. Las labores consisten en la eliminación de la mediana, mejora de la accesibilidad y de la iluminación por tecnología led y telegestión. Además se ampliará el acerado de la calle Boquetillo y de otros puntos de esta zona que requieren de una actuación. Estas labores corren a cargo de la empresa Sardalla, que cuenta con un plazo de un mes y que supondrá una inversión de 386.000 euros.

Tal y como indicaba la pasada semana el concejal de Obras e Infraestructuras, José Sánchez, el diseño de este tramo de la calle había quedado obsoleto y requería de una modernización y reestructuración para estar acorde al modelo de ciudad establecido en Fuengirola. De hecho, recordó que en la calle existía una mediana de gran altura que dificultaba la visibilidad del vial, además de aceras con distintos tipos de solería. «Debido al aspecto que presentaba la calle, se vio necesario desde el equipo de gobierno poner en marcha esta iniciativa para cambiarla y mejorar su imagen», explicó.

«Estamos actuando entre la avenida de Mijas hasta calle Menorca, ya que el otro tramo de la vía ya estaba reformado. Se trata de una actuación en superficie, ya que no es necesario renovar las instalaciones subterráneas. Como siempre hacemos, nos reunimos con los vecinos para presentarles el proyecto, atender sus sugerencias y acordar el plazo de inicio, que quedó finalmente para después de Semana Santa», explicó el edil.

En cuanto a los árboles, se mantendrán los existentes en toda la calle, eliminándose las jardineras centrales de la mediana, las cuales serán sustituidas por palmeras. Todos los alcorques contarán con su correspondiente red de riego por goteo y grava drenante, lo que supondrá una mejora. En lo que respecta a los aparcamiento, la actuación contempla la ordenación del tráfico mediante la formación de aparcamientos en línea y en batería; dos de ellos, adaptados para personas con discapacidad. Asimismo habrá una zona reservada para carga y descarga de mercancías y otra, para estacionamiento de motos. «Se mantendrán los aparcamientos como hasta ahora y no se perderán plazas», añadió el responsable municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos