Un informe revela la «urgente necesidad» de renovar el parque móvil de Bomberos

Bomberos de Torremolinos, durante una intervención. :: a. g.
Bomberos de Torremolinos, durante una intervención. :: a. g.

El Ayuntamiento inicia el procedimiento para adquirir un camión y los trabajadores inciden en la importancia de cambiar sus equipaciones

ALBERTO GÓMEZ.

::Un informe del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Torremolinos advierte de la «necesidad urgente» de ampliar y actualizar el parque móvil de Bomberos «por motivos de seguridad ciudadana». Este documento, redactado para justificar la adquisición de un camión autoescalera con un tramo articulado que alcance treinta metros, destaca también «la carencia de medios materiales» del servicio. Pese a que el Consistorio ya ha puesto en marcha el procedimiento para incorporar a su flota el vehículo solicitado, cuyo coste asciende a 1,2 millones de euros, los Bomberos exigen también la renovación de las mangueras y las lanzas de extinción y de los puntales de estabilización de vehículos para accidentes de tráfico.

Los trabajadores inciden en la necesidad de renovar su equipación. El Ayuntamiento ya ha adquirido nuevos uniformes de protección contra incendios elaborados con fibra estable de PBI, como solicitaba el Cuerpo, pero aún quedan por sustituir los antiguos cascos y guantes de fuego. «Desde 2002 no se compra nada», aseguran los bomberos consultados por este periódico. El parque de Torremolinos cuenta actualmente con cinco camiones: dos bombas urbanas ligeras, una bomba urbana pesada, una bomba forestal y un vehículo con brazo articulado. Se trata de una dotación similar a la que tienen municipios cercanos como Benalmádena o Fuengirola, con la diferencia de que los camiones de Torremolinos «tienen por lo general entre quince y veinte años, y las tecnologías y los materiales han evolucionado mucho desde entonces».

El futuro vehículo autoescalera, en proceso de licitación, alcanzará una altura mínima de treinta metros y será cofinanciado con fondos de la Unión Española de Entidades Aseguradoras (Unespa) durante los próximos ocho años. El pliego de condiciones técnicas exige una capacidad de carga mínima de doce personas y que alcance una velocidad de al menos 90 kilómetros por hora. Esto permitirá que el camión sea «más ligero y rápido» que el vehículo con brazo articulado actual, que tiene una antigüedad cercana a los veinticinco años y debe pasar una revisión anual «muy costosa que hace recomendable la adquisición de otro camión también desde el punto de vista económico». El expediente dispone ya del visto bueno del interventor y de la secretaria accidental.

Cambios internos

Este año se han adquirido pantalones y chaquetas y equipos de segunda intervención. Pese a las peticiones del Cuerpo, la renovación del resto de equipaciones irá produciéndose «por fases». El servicio ha vivido cambios internos en las últimas semanas con la destitución del anterior Jefe de Bomberos y el nombramiento de Alfonso Ric Millán como máximo responsable del Cuerpo de manera temporal, hasta que se apruebe la oferta de empleo público pertinente, en cumplimiento de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) aprobada por el Ayuntamiento.

El PP, en la oposición, ya denunció hace dos años «carencias de mantenimiento» en los equipos móviles y parte del mobiliario del parque de Bomberos, entre ellas una avería en el sistema de hidrantes, golpes en varios camiones o un tubo de extracción de humos sin funcionar. Desde el PSOE, que gobierna en minoría, recuerdan que el Cuerpo llevaba «más de tres años sin cámara térmica, algo que ponía en peligro la vida de los profesionales». El Ayuntamiento equiparó los turnos de trabajo de los Bomberos de Torremolinos con los del resto de la provincia en el verano de 2015 y, un año y medio más tarde, alcanzó un acuerdo con todos los sindicatos para cambiar el sistema de rotación de descansos hasta 2028.

Fotos

Vídeos