La huelga de basuras sigue adelante sin que la empresa llame a la negociación

IVÁN GELIBTER

El próximo 7 de agosto uno de los municipios más turísticos de la provincia de Málaga -Fuengirola- podría enfrentarse a un problema de enorme magnitud, ya que los trabajadores de recogida de basuras y una parte de los recogida viaria amenazan ya con una huelga si no se cumplen las peticiones que llevan seis meses realizando.

Actualmente, la empresa adjudicataria es Urbaser, que asumió la gestión el año pasado desde que la perdiera FCC. Aunque los trabajadores de la limpieza viaria de la mayor parte de Fuengirola es pública, Los Boliches y toda la recogida de residuos está gestionada de forma privada por esta empresa. Según fuentes del comité de empresa consultadas por este periódico, la polémica radica en que los empleados del área de recogida de residuos tendrían menos derechos laborales que el resto de sus compañeros. Entre otras cuestiones, no tendrían ningún día de asuntos propios, ni antigüedad, por lo que a principios de año se les pidió un nuevo convenio igualitario. Estas mismas fuentes señalaron ayer que desde que se hizo pública la convocatoria de la huelga, ningún miembro de la empresa se ha puesto en contacto con ellos para negociar.

SUR intentó ayer nuevamente recoger alguna declaración por parte de Urbaser, pero ningún responsable de la empresa atendió a las llamadas de este periódico. «Piensan que no seguiremos adelante pero lo haremos», afirmó uno de los miembros del comité, que también criticó la postura «pasiva» del Ayuntamiento, que de momento se niega a valorar esta convocatoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos