El Hospital de Benalmádena continúa inacabado diez años después de su inauguración

El centro fue inaugurado en 2007 y aún carece de consultas para especialidades como dermatología. /Alberto Gómez
El centro fue inaugurado en 2007 y aún carece de consultas para especialidades como dermatología. / Alberto Gómez

El comité de empresa denuncia la falta de especialidades y «la infrautilización» de quirófanos que el centro arrastra desde 2007

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Diez años después de su inauguración, el Hospital de Alta Resolución de Benalmádena continúa inacabado. El comité de empresa calcula que cerca del 30 por ciento del centro sanitario permanece sin habilitar, una situación agravada por la falta de consultas para diversas especialidades como urología, dermatología u oftalmología. La actividad quirúrgica también está lejos de un uso completo de las instalaciones, como denuncia el Sindicato de Enfermería (Satse), que revela que la ocupación de los tres quirófanos ronda el 86 por ciento por las mañanas y apenas llega al 56 por ciento por las tardes.

El presidente del comité de empresa y delegado de Satse, José María Fernández, encuentra «incomprensible e inexplicable que no se opere aquí a nuestros vecinos más próximos, y más sabiendo que Málaga capital está saturada». Desde el sindicato recuerdan que muchos pacientes «acaban operándose en la privada derivados de la pública para garantizar la ley de plazos». Profesionales y usuarios llevan años reivindicación a la Junta de Andalucía «que cumpla con la promesa de abrir el hospital al cien por cien», pero el centro mantiene aún buena parte de su estructura en ladrillos.

Fernández denuncia la paradoja que más del 60 por ciento de las intervenciones quirúrgicas realizadas en el hospital «sean a pacientes derivados del Hospital Comarcal de Marbella, mientras los vecinos de Benalmádena son trasladados a Málaga». Desde el Satse apuntan que el número de benalmadenses que necesitan ser atendidos en consultas de urología, dermatología u oftalmología alcanza los 4.500: «La mayoría son personas mayores a las que les resulta complicado, a veces imposible, desplazarse hasta centros hospitalarios de otras localidades».

No es la primera vez que el Hospital de Benalmádena es objeto de críticas por parte de sus propios profesionales, indignados con las deficiencias que arrastra el centro desde su apertura en 2007. En abril de este año, un vídeo del secretario provincial del Satse, José Antonio Sánchez, denunciaba el alto número de habitaciones vacías y la falta de uso de los quirófanos en contraste con las abultadas listas de espera: «Si tengo pacientes que necesitan operarse y tengo quirófanos vacíos, las listas de espera no se reducen y entonces tendremos que hacer conciertos con la sanidad privada. Creo que los ciudadanos malagueños merecen una Consejería de Salud que no les mienta». El cierre de los quirófanos durante semanas enteras en verano también ha generado movilizaciones por parte del sindicato.

El comité de empresa denuncia que falta por edificar el 30% del centro.
El comité de empresa denuncia que falta por edificar el 30% del centro. / Sur

Desde el Satse aseguran haberse reunido también en varias ocasiones con el alcalde, Víctor Navas (PSOE), para que el Ayuntamiento trasladara la situación a la Junta de Andalucía, una petición que ha caído en saco roto «por falta de voluntad política, porque el Gobierno local está presidido por el mismo partido que la Junta», según denuncia Fernández. El sindicato afirma haberse puesto en contacto con el resto de formaciones de la coalición municipal (Izquierda Unida, Costa del Sol Sí Puede, Alternativa por Benalmádena y los tres concejales expulsados de Ciudadanos) «pero todos han escurrido el bulto».

Cartera de servicios

Desde la Agencia Sanitaria Costa del Sol, de la que depende, aseguran que el Hospital de Benalmádena «cumple de forma eficaz y eficiente con la cartera de servicios con la que fue creada» y recuerdan que el centro garantiza la asistencia a más de 67.000 habitantes de Benalmádena. La Junta señala que el número de intervenciones se ha duplicado en los últimos cinco años hasta llegar a 4.941 en 2016 y destacan que el porcentaje de cirugía mayor ambulatoria fue superior al 96 por ciento.

Desde el hospital alegan que los espacios sin habilitar «serán acondicionados» con futuras inversiones

En cuanto a la infrautilización de las instalaciones, desde el hospital explican que los espacios que no están habilitados «serán acondicionados para futuras ampliaciones e inversiones cuando se estime necesario». El centro hospitalario cuenta con 15 consultas de atención especializada, 25 habitaciones de uso individual y seis salas de diagnóstico por imagen. Su área de urgencias cuenta con seis boxes de consulta, uno de ellos adaptado a atención pediátrica, y diez salas para exploraciones y pruebas funcionales, además de otras zonas específicas para tratamientos y áreas de apoyo clínico.

Esta dotación se completa con tres quirófanos, laboratorio y farmacia. Profesionales y pacientes, sin embargo, reclaman desde hace años que se termine de construir el hospital y que se amplíe el número de especialidades, una posibilidad que la Consejería de Salud no se plantea aún.

Fotos

Vídeos