El hombre salvado por policías cuando quería arrojarse al vacío en Fuengirola acababa de romper una orden de alejamiento a su expareja

El Hombre intentó arrojarse al vacío desde la azotea de un edificio en Fuengirola / SUR

El individuo intentó arrojarse al vacío desde la azotea de un edificio

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Agentes de la Policía Nacional salvaron ayer la vida a un hombre, nacido en Senegal y de 31 años de edad, cuando intentó arrojarse al vacío desde la azotea de un edificio en Fuengirola, según han informado las fuentes consultadas por este periódico.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Camino de la Cantera de la citada localidad sobre las 12.00 horas. Hasta una vivienda situada en esta zona se había desplazado una dotación del citado cuerpo ya que, supuestamente, el hombre había incumplido una orden de alejamiento de una mujer y, al acudir a a zona la Policía, se había dado a la fuga.

Así la Sala del 092 solicitó a los agentes que acudieran a la zona. Varias dotaciones se desplazaron y localizaron al individuo en la azotea del edificio. Al parecer, se encontraba en un estado de nerviosismo y de agresividad, amenazando con arrojarse al vacío.

Los agentes subieron a la azotea. El hombre se encontraba en una plataforma donde están instaladas las antenas de la comunidad de vecinos. Las fuentes han explicado que se daba cabezazos contra un pequeño bordillo y avisaba de que, si alguien se acercaba, se arrojaría al vacío, ya que quería morir.

Ante esta situación, los policías nacionales mantuvieron la distancia y trataron de calmar al individuo durante unos 20 minutos. Sin embargo, en un momento dado, el hombre se sentó en el bordillo, comenzó a mecerse y, aparentemente, a rezar en su lengua.

Siempre según las mismas fuentes, el individuo entonces se dejó caer al vacío, corriendo los agentes hacia él y, tras lanzarse, consiguieron sujetarle a tiempo cuando estaba suspendido en el aire. Finalmente, le pusieron en una zona segura.

El hombre fue asistido y trasladado hasta un centro médico. Además, acabó siendo detenido por el incumplimiento de la orden de alejamiento. Por su parte, los agentes que actuaron también tuvieron que ser atendidos por sanitarios por las heridas que se hicieron en la intervención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos