Hacienda amenaza a Vélez y Mijas con intervenir sus finanzas por su morosidad

Juan Carlos Márquez, concejal de Hacienda de Vélez./SUR
Juan Carlos Márquez, concejal de Hacienda de Vélez. / SUR

Ambos ayuntamientos niegan haber recibido carta alguna de Montoro en este sentido y piden que se derogue la Ley de racionalización y sostenibilidad

AGUSTÍN PELÁEZ y ALBERTO GÓMEZ

Los ayuntamientos de Vélez-Málaga y Mijas se encuentran entre los 22 municipios de toda España que más tardan en pagar a sus proveedores (156 días de media en el caso de la capital de la Axarquía y 78 en el del municipio costasoleño). El Consistorio de Vélez adeuda actualmente a los proveedores 12,1 millones de euros, mientras que el de Mijas tiene pagos pendientes por importe de 4,7 millones de euros.

El Ministerio de Hacienda ha enviado cartas a este grupo de 22 grandes ayuntamientos advirtiéndoles de que o reducen su morosidad o procederá a intervenir sus finanzas para que los proveedores puedan cobrar a tiempo. Al menos, así lo avanzó este domingo el diario El País.

En concreto, el titular del Ministerio, Cristóbal Montoro, exige a los ayuntamientos afectados un plan de tesorería detallando las medidas para garantizar que reducirán a menos de 30 días el tiempo en que pagan sus facturas. En caso contrario, Hacienda les avisa de que les retendrá los ingresos procedentes de la financiación local para abonar directamente sus facturas.

Mijas recuerda que sus cuentas están saneadas: «Sería ilógico intervenir un ayuntamiento con deuda cero»

El concejal de Hacienda y Economía del Ayuntamiento de Vélez, el socialista Juan Carlos Márquez, aseguró ayer que el Consistorio no ha recibido hasta la fecha ningún escrito del Ministerio de Hacienda en el este sentido. Además, calificó que «es incomprensible e injusto» que Montoro no permita a los ayuntamientos como el de Vélez utilizar su remanente positivo de tesorería para pagar a proveedores y «nos obligue a destinarlo a pagar préstamos bancarios».

Márquez aseguró que el Ayuntamiento de Vélez tiene una buena situación económica y puso como ejemplo que ha logrado bajar su índice de endeudamiento por debajo del 75% que marca la legislación y aseguró que está abonando los préstamos rigurosamente.

Según el Ayuntamiento, la deuda viva municipal se ha reducido más 20 millones de euros en cinco años, pasando de los 92.673.326 euros que había a 30 de junio de 2011 a los 71.879.152 que se contabilizaron a 31 de diciembre de 2016.

El edil veleño exigió la derogación de la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local y del Decreto que regula el periodo medio de pago a proveedores. Según Márquez, este Decreto se olvida de los impagos anteriores a 2014, que en el caso de Vélez fueron generados por el gobierno municipal del PP, «que nos dejó un periodo de morosidad de 1.000 días, que hemos rebajado desde el actual equipo de gobierno a cerca de 500 días».

Desde el Ayuntamiento de Mijas desmienten haber recibido notificación alguna en este sentido por parte del Ministerio de Hacienda y recuerdan que las arcas municipales están libres de deuda. El Gobierno local achaca su elevado plazo medio de pago a proveedores «a que el PP no liquidó la empresa pública Recursos Turísticos a tiempo», una situación que elevó el período medio hasta los 78 días. En lo referente al pago a proveedores, excluyendo las empresas municipales, el Ejecutivo liderado por Juan Carlos Maldonado (Ciudadanos) sostiene que el período asciende a 47 días. Desde el Consistorio alegan que la sociedad gestora del Hipódromo acumula un plazo medio de pago de 648 días «debido a que el Gobierno del PP fue incapaz de liquidar la mercantil tras los cuatro años de enormes pérdidas».

Premisa esencial

Desde Mijas recuerdan que el Ayuntamiento «es el más importante de España con deuda cero en la actualidad», por lo que «sería ilógico que intervinieran una administración cuyas cuentas están saneadas». El Consistorio saldó su deuda el año pasado y salió del Plan de Ajuste «y desde entonces no se ha excedido en la regla de gasto en los presupuestos liquidados, una premisa esencial para Hacienda a la hora de intervenir una gestión económica de este calibre». Pese a la previsión de 13 millones de euros de déficit en 2015, el Ayuntamiento cerró sus cuentas un año después con 7,5 millones de euros de superávit.

El Gobierno local incide en que las pérdidas de Recursos Turísticos entre 2011 y 2014, bajo mandato de Ángel Nozal (PP), ascienden a casi cuatro millones de euros. Por su parte, desde el PP afirman que «resulta increíble que un Ayuntamiento que tiene 64 millones de euros en el banco sea incapaz de pagar en tiempo y forma a sus proveedores, como ocurre con el actual Gobierno». Los populares aseguran que «no se trata de un problema de dinero, sino de la gestión de Ciudadanos y el PSOE, incapaces de revertir esta situación». Tanto sumando las empresas municipales como retirándolas del cálculo, Mijas sigue incumpliendo el plazo medio de pago, fijado por la ley en 30 días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos