El Gobierno rechaza mejorar las estaciones del Cercanías de Carvajal y Torreblanca, en Fuengirola

Los 119 escalones son una barrera para muchas personas. /I. G.
Los 119 escalones son una barrera para muchas personas. / I. G.

Argumentan en una respuesta parlamentaria al PSOE que ambos apeaderos son accesibles, pese a que en uno de ellos hay que subir 119 escalones

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Gobierno central, que es el que tiene las competencias en la línea de Cercanías, no va a mejorar las estaciones de Carvajal y Torreblanca en Fuengirola para hacerlas accesibles a personas con algún tipo de discapacidad. Pese a las quejas vecinales, las recogidas de firmas y hasta el acuerdo plenario por unanimidad, Renfe considera que sí son accesibles y no llevará a cabo ninguna acción.

En una escueta respuesta parlamentaria de una pregunta del diputado por Málaga del PSOE, Miguel Ángel Heredia, el Gobierno se limita a decir que en el caso de Carvajal hay un acceso para estas personas, mientras que en Torreblanca considera que un viajero que acuda en silla de ruedas puede llegar al andén. Tras varios meses de denuncias vecinales, SUR ha podido constatar en repetidas ocasiones las dificultades a las que se enfrentan no solo las personas que se mueven en silla de ruedas, sino también los que van con algún tipo de carga, especialmente maletas, ya que ambos apeaderos se encuentran en zonas muy turísticas.

La alternativa en Carvajal es una larga y elevada pendiente en la que derrapan las sillas de ruedas

El ascensor de Los Boliches suma ya su quinta semana sin funcionar

Así, este periódico se hacía eco de historias como la de Ricardo Criado, que no puede coger el tren de Cercanías en la estación de su barrio de Carvajal. 119 escalones, ni más ni menos, le separan como un muro infranqueable, una misión imposible a la que de momento sigue sin ponérsele solución. Ricardo se desplaza en un vehículo eléctrico, pero esta larguísima escalera no solo le afecta a él, ya que basta con hacer ese camino una vez para comprobar que hay que estar en un estado físico más que aceptable para no llegar ahogado a la vía del tren. En este caso, el Gobierno sostiene que hay un segundo acceso en la calle superior que sí es accesible. Sin embargo esta entrada al apeadero se encuentra en un lugar en el que no hay viviendas, y para llegar a él hay que subir una larguísima y empinada rampa; en la que, en el caso de Ricardo, la silla de ruedas derrapa al subir y bajar.

Ricardo no puede tomar el tren sin ayuda.
Ricardo no puede tomar el tren sin ayuda. / I. G.

«Es impensable que yo pueda subir hasta ahí arriba en la silla de ruedas, y menos bajar. Me estaría jugando la vida y esto es imposible; pero no solo para mí, sino también para el que vaya con un carrito de bebés o un turista que venga del aeropuerto con una maleta», señala. Por su parte, la presidenta de la comunidad de vecinos, Eladia Pabón, insistía en que muy poca gente puede subir sin dificultad estos 119 escalones, y más si van cargados con bultos. «A esto hay que añadir que si hace viento o si llueve, además de complicado es peligroso», sostenía.

Torreblanca y Los Boliches

La otra estación que tampoco parece cumplir los parámetros de accesibilidad es la de Torreblanca. Aunque se trate de tres simples escalones, este apeadero tampoco puede ser usado por personas con sillas de ruedas a menos que cuenten con ayuda. Asimismo, el parking no cuenta con una plaza para discapacitados, tal como lo establece la ley.

El ascensor de Los Boliches, sin funcionar.
El ascensor de Los Boliches, sin funcionar. / I. G.

El último capítulo de esta falta de accesibilidad se ha dado en el ascensor de Los Boliches, que al menos lleva más de cinco semanas en mantenimiento, mientras que la rampa tiene dudosa accesibilidad debido a la pendiente. Tal como señalaron fuetes municipales a la televisión local, Adif habría finalizado el contrato con la empresa de mantenimiento y están a la espera de contratar otra.

El encargado de volver a denunciar este hecho fue el portavoz de Ciudadanos, Javier Toro, que recordó además que ya en septiembre de 2016 la formación naranja presentó la primera moción para requerir al Ministerio de Fomento, Adif y Renfe solventar las carencias en cuanto a la accesibilidad que sufren los vecinos de la zona de Torreblanca y Carvajal. Además, hace meses, también denunciaba la «pasividad de los agentes implicados», con una rueda de prensa en la que se encontró arropado por numerosos vecinos de la zona que reclamaban una solución a esta problemática.

El diputado del PSOE que realizó estas preguntas al Gobierno, Miguel Ángel Heredia, señaló a SUR que es «intolerable» la imagen negativa para el sector turístico, «que en plena Costa del Sol haya estaciones que no son totalmente accesibles y reclama actuaciones e inversiones inmediatas». Además, considera «indecente» que actualmente de los cuatros apeaderos de Fuengirola, tres no sean accesibles. Por todo ello, Heredia va a registrar una pregunta oral para el Ministerio de Fomento para que se comprometa en 6 meses a hacer accesibles todas las estaciones y apeaderos de la localidad. De momento, los turistas tendrán que seguir haciendo un esfuerzo titánico para llegar al apeadero;mientras que para personas como Ricardo el uso del Cercanías continuará siendo prohibitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos