El futuro de la ‘calle del Hambre’ en Fuengirola

El portavoz de Cs, Javier Toro, junto a algunos comerciantes de la zona cuyos negocios alcanzan hasta 45 años de antigüedad./
El portavoz de Cs, Javier Toro, junto a algunos comerciantes de la zona cuyos negocios alcanzan hasta 45 años de antigüedad.

Una propuesta de Cs pide que se construya un monumento en esta ‘vía hostelera’ que los extranjeros llaman ‘Fish Alley’

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Aunque suene extraño para muchos malagueños, todos los residentes en Fuengirola saben perfectamente cuál es la ‘calle del Hambre’, en el centro de la localidad. Esta vía hace referencia a las calles Moncayo y De la Cruz, y es una zona muy concurrida y antigua de Fuengirola, caracterizada por una extensa y variada oferta en cuanto a gastronomía y restauración en la que conviven más de 60 negocios de este ámbito.

Esta calle es visitada no sólo por los vecinos de Fuengirola, sino por turistas, tanto nacionales como extranjeros, de forma diaria y en volumen más que significativo, por lo que se ha convertido en un referente turístico del municipio.

La primera vez que aparece el nombre de ‘calle de Moncayo’, dentro del distrito electoral de Fuengirola, ocurre en el año 1870. Precisamente, una de las cuestiones más llamativas sobre esta calle es que no siempre fue tal y como se conoce en estos tiempos. En abril de 1922, la Corporación Municipal acordó que, dado que se unieron la calle del Huerto y la calle de Moncayo, suprimir el nombre de la calle del Huerto, para pasar a tener como única denominación calle de Moncayo.

«Teniendo en cuenta que por el plano que ocupan las calle del Huerto y de Moncayo, viene a ser en realidad hoy una sola vía, se suprime el nombre a la del Huerto, que en lo sucesivo se denominará de Moncayo, dándole a los edificios comprendidos en aquel trazado la nueva numeración que ahora corresponda 1», afirmaba el edicto de entonces . Sin embargo, posteriormente, ya en el año 1936, se acordó cambiar su nombre a calle del Sargento Vázquez, para volver más tarde a la nomenclatura que actualmente mantiene.

A pesar de ello, no fue hasta el año 1972 cuando los vecinos de Fuengirola no comenzaron a llamarla por ese nombre. Las causas las explicó muy bien en estas mismas líneas Sergio Bracci, uno de los fundadores de ‘O mamma mía’, el primer restaurante italiano de Andalucía, que abrió el local que todavía existe en la calle de la Cruz. «Al final decidí instalarme en Fuengirola porque se veía que era un pueblo que estaba empezando a crecer; en Torremolinos ya había demasiado follón y los precios eran mucho más caros», señala. Fueron los primeros en instalarse en esta céntrica calle junto al restaurante de carne The Beefeater –«abrimos con una semana de diferencia»– y un bar pequeño de tapas que se llamaba Miguel. «Los lugareños rebautizaron la vía y la llamaron ‘la calle del Hambre’ porque empezaron a instalarse muchos locales de comida», aseguraba en una entrevista.

Por si esto no fuera poco, además de ser conocida como la ‘calle del Hambre’, esta vía también es referenciada como ‘Fish Alley’ por muchos turistas europeos. Una de las preguntas que se dan con mayor frecuencia en las webs de turismo, por personas extranjeras, sobre el municipio fuengiroleño es precisamente la localización de ‘Fish Alley’. Es el caso de la famosa web de viajes Trip Advisor, entre otras, donde existe incluso el hilo «What is Fish Alley?», en el que numerosas personas solicitan información sobre esta calle tan característica de Fuengirola, que resulta ser la nomenclatura que los visitantes europeos le otorgan a la calle Moncayo.

Reconocimiento

Esta pasada semana, y acompañado de otro de los fundadores del restaurante italiano, el portavoz de Ciudadanos en Fuengirola, Javier Toro, presentaba una iniciativa para realizar los trámites administrativos necesarios para que se realice un «pequeño monumento o distintivo» en las entradas a las calles Moncayo y Cruz, para que sea reconocible dicha zona turística como ‘Fish Alley’ o ‘calle del Hambre’. «Pensamos que en los futuros planos callejeros que se facilitan en la Oficina de Turismo de nuestro municipio, se debe identificar la localización de la zona, que de momento no lo hace», sostuvo Toro, que destacó que haya empresarios que trabajen en esta zona «desde hace 45 años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos