Fuengirola reduce un 75% de su deuda en tan solo tres años

Fuengirola reduce un 75% de su deuda en tan solo tres años

A finales de 2014 el pendiente estaba contabilizado en 42 millones, mientras que en octubre llegaba a 10,1 millones de euros

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Fuengirola debe un 75 por ciento menos de dinero que hace tres años. La alcaldesa, Ana Mula, destacó ayer la reducción de la deuda municipal que se ha vivido en los últimos tres años, ya que desde finales de 2014 hasta octubre de este año la cifra ha pasado de 42.600.000 euros a 10.125.000 euros -según datos aportados por el Consistorio-, lo que supone que ha quedado en menos de una cuarta parte de lo que tenía.

La primera edil aprovechó este anuncio para dar un repaso por la política económica que se ha llevado en el Ayuntamiento en los últimos años, marcada a su juicio por la inversión, el control del gasto y, la creación de medidas que repercuten directamente «en beneficio de los vecinos»; una cita que aprovechó también para anunciar que a finales de año el pendiente municipal estará por debajo de los diez millones.

Durante la rueda de prensa, la regidora señaló que la administración del Consistorio es «cercana, clara y, sobre todo, transparente». «Ese trabajo de facilitar la información a los vecinos ha hecho posible que a día de hoy Fuengirola sea el tercer ayuntamiento de España más transparente (según Dyntra) y que haya obtenido un sobresaliente en el último análisis de la organización Transparencia Internacional», sostuvo, asegurando que se han caracterizado «por decir la verdad a los vecinos. Tengo un proyecto y eso se refleja en nuestros presupuestos de cada ejercicio y en cómo los gestionamos. Ese planteamiento está dando sus frutos», añadió.

Las cifras

A finales de 2014, y siempre según datos oficiales del Ayuntamiento, la deuda estaba fijada en 42,6 millones de euros; una deuda que Mula calificó como «asumible» por el Ayuntamiento, «que había sido reducida sustancialmente gracias a un plan exhaustivo de control del gasto». En junio de 2015, justo al comienzo de la legislatura, la cuantía estaba en 39,5 millones, seis meses más tarde estaba en 38 millones.

«Gracias a la buena gestión económica hemos tenido la posibilidad de tener superávit. Eso nos permitió, por ejemplo, obtener un superávit de 25 millones, de los que catorce se dedicaron a la cancelación de préstamos. Esto sumado al control del gasto hizo posible que a finales de 2016 estuviéramos en 19,4 millones», relató la regidora durante su intervención.

El nuevo superávit de 2016 (que ascendió a 18,5 millones) hizo posible amortizar préstamos por valor de 6,5 millones, lo que sumado a otras iniciativas ha posibilitado que en octubre de este año se contase con una deuda de 10.125.000 euros. «Aún queda por amortizar el último trimestre de este año, por lo que a finales de este ejercicio estaremos por debajo de los 10 millones de euros. En tres años hemos reducido la deuda a menos de una cuarta parte de lo que teníamos. Y eso es algo que tengo que agradecer a todos y cada uno de los trabajadores municipales, en especial a los del Área Económica», sentenció Mula.

Fotos

Vídeos