Fuengirola prorroga sus presupuestos por «la ausencia de interventor»

Los grupos de la oposición desconocen de momento el contenido de los presupuestos. /I. G.
Los grupos de la oposición desconocen de momento el contenido de los presupuestos. / I. G.

Las cuentas públicas siguen sin estar presentadas a la oposición pese a la mayoría absoluta del PP, que señala que «están a la espera»

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Ayuntamiento de Fuengirola se ha visto obligado, tal como han tenido que hacer otros municipios del entorno, a prorrogar los presupuestos de 2017. Aunque lo habitual es que este decreto se emita todos los años cuando se aprueban las cuentas públicas a final de año (entre que se aprueban y entran en vigor pasa algo más de un mes), en esta ocasión aún no se ha presentado al resto de partidos ni tan siquiera el proyecto.

Además, en otras localidades cercanas como Mijas, la justificación a este rechazo parte de la ausencia de acuerdo político, pero en Fuengirola gobierna el PP con mayoría absoluta. Sin embargo, fuentes municipales señalaron a SUR este fin de semana que el motivo no es otro que una cuestión administrativa, y aseguran que las cuentas están presentadas.

A su juicio, el problema está siendo el cambio en la Intervención, cuyo máximo responsable, según fuentes consultadas, ha sido contratado por la Diputación de Málaga. «Estamos sin interventor, por lo cual se podrá celebrar el pleno de presupuestos en cuanto el interventor accidental tenga tiempo para realizar el informe (preceptivo) necesario para su aprobación», aseguran a este periódico desde el equipo de gobierno.

«La documentación sobre este asunto que corresponde al equipo de gobierno se entregó los primeros días de diciembre de 2017», añaden. De esta manera, explican que están a la espera. «Estamos interesados en que sea cuanto antes, pero depende de él», afirman.

Mijas votará sus cuentas en los próximos días

Las dificultades para aprobar el presupuesto en la localidad vecina, Mijas, parece que se van solventando. Según fuentes consultadas, el equipo de gobierno convocará esta semana el pleno extraordinario que deberá abordar esta cuestión, y que previsiblemente tendrá lugar antes de que acabe el mes.

Así, el gobierno formado por Ciudadanos y el PSOE confía en convencer al edil de CSSP o a la no adscrita para que den su OK a las cuentas públicas, o al menos para que uno de ellos se abstenga, toda vez que se da por imposible un acuerdo con el PP. El presupuesto, cuyo proyecto fue publicado por SUR en exclusiva, contempla un aumento con respecto al año pasado, y ello pese a la importante reducción en impuestos que el Ayuntamiento cifra en unos 5 millones de euros. La otra cuestión que se deberá dirimir en el mismo pleno será el traslado de la Recaudación a al Patronato Provincial, una acción considera legal y recomendable por seis informes de diferentes áreas municipales, pero que cuenta, a priori, con el rechazo de los sindicatos, que exigen que se mantenga en el Ayuntamiento.

Pese a ello, desde la oposición no lo tienen tan claro. «La marcha del interventor la conocían hace tiempo, y consideramos que no se están poniendo las medidas necesarias para contratar a uno nuevo», sostiene el portavoz de Ciudadanos, Javier Toro. «Esto demuestra además cierta improvisación», añade,. «porque ellos no negocian las cuentas con nadie, y sabiendo las carencias, podían haber presentado los presupuestos antes». Además, Toro recordó que ya el año pasado desde Ciudadanos reclamaron más personal en el área de Intervención. «Hay una falta de interés evidente, y la principal consecuencia es que no tenemos presupuesto», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos