Fuengirola concluye la prórroga del contrato de aguas sin licitar el nuevo

Fachada del Ayuntamiento de Fuengirola . /I. G.
Fachada del Ayuntamiento de Fuengirola . / I. G.

El equipo de gobierno está a la espera de los informes de los consejos consultivos de contratación y sostiene que ya presupuesta un nuevo pliego

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El nuevo contrato del servicio de agua de Fuengirola no termina de ser una realidad. Casi un año después de que se comenzara a trabajar en el nuevo pliego de condiciones, éste se encuentra paralizado. Además, en septiembre de 2017 caducó el contrato anterior, por lo que el Consistorio dispone de poco margen de tiempo para sacar adelante el nuevo.

La última información sobre este asunto data de julio de 2017. Entonces, SUR adelantó que el equipo de gobierno del PP había propuesto que la duración del contrato fuera de 25 años, lo que a la postre implicaría para la empresa adjudicataria unos ingresos de unos 200 millones de euros en este ciclo. Sin embargo, y una vez que la oposición presentó las alegaciones al primer borrador, tanto Intervención como Secretaría del Consistorio plantearon sus dudas sobre la necesidad de que éste se prologara 25 años. El primer informe, el de Intervención -al que SUR tuvo acceso- señala: «No se justifica en ningún momento la elección del plazo en cuestión, máxime cuando se indica en el propio estudio económico que el análisis permite acortar dicho periodo sin grandes cambios siempre que se cuente con un número suficiente de años para amortizar la inversión».

En el caso del secretario municipal, éste argumentaba que había un informe técnico que señala que el periodo de amortización de las inversiones será, como máximo, de cinco años, y que así se expresó literalmente en la primera sesión plenaria en la que se trató esta cuestión. Por tanto, sostenía, «debe entenderse que la recuperación de la inversión, a cinco años en un periodo de 25, deberá referirse a inversiones quinquenales, en cuyo caso tendría sentido lo acordado».

Prórroga de nueve meses

Fuentes consultadas del equipo de Gobierno explicaban entonces que la intención, al determinar que la concesión de este servicio sea a 25 años, es obtener de las ofertas que se presenten el mayor canon e inversiones posibles para los fuengiroleños. «Lo que se busca en todo caso es el mayor beneficio para Fuengirola, ya que las empresas podrán ofrecer cantidades mayores en lo que se refiere al canon que recibirá el Consistorio y realizarán inversiones mayores para toda la ciudad, como por ejemplo la modernización de la red mediante un sistema de telegestión». Asimismo, señalaban que en el plan de inversiones se establecen 3 millones de inversión al principio y un millón cada quinquenio, como punto de partida, «mejorable al alza en las ofertas».

Desde entonces hasta ahora, poco se ha sabido sobre esta cuestión. Tal como ha podido comprobar este periódico, una Junta de gobierno local de 2007 anunciaba ya la prórroga del contrato anterior por 10 años sin posibilidad alguna de renovación. Es decir, que el contrato se debería haber extinguido automáticamente el 30 de septiembre de 2017. A este respecto, la Ley del Contrato del Sector público establece que se podrá prorrogar el contrato originario «hasta que comience la ejecución del nuevo contrato y en todo caso por un periodo máximo de nueve meses, sin modificar las restantes condiciones del contrato». De esta manera, el Ayuntamiento apenas tendría un mes para resolver esta situación.

Preguntadas por esta cuestión, fuentes oficiales del equipo de gobierno sostienen que el Ayuntamiento envió tanto a la Secretaría de la Junta Consultiva de la Contratación Administrativa (que depende del Ministerio de Hacienda) como a la Comisión Consultiva de Contratación Pública (Consejería de Hacienda) el pasado 31 de julio una serie de consultas con respecto al pliego. «Hasta la fecha sólo ha contestado el órgano dependiente de la administración autonómica, por lo que estamos a la espera de la respuesta del Ministerio para continuar con el procedimiento», aseguran.

«No obstante, hemos solicitado presupuesto para actualizar el pliego y adaptarlo a la nueva Ley de Contratación Pública que entró en vigor en marzo», añaden. «El pliego saldrá a licitación en cuanto se actualice la documentación y estén todas las cuestiones resueltas, como no podría ser de otra forma», aseguran.

Por último, estas fuentes consultadas se muestran tajantes en cuanto al procedimiento. «El equipo de gobierno se caracteriza por realizar toda su labor con la mayor transparencia y esta tramitación, debido a su importancia, no iba a ser menos», sentencian.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos