Fuengirola acusa de Mijas de tener paralizados los proyectos comunes

Maldonado y Mula presentaron la reforma de calle La Unión en diciembre sin que se hayan licitado aún. /I. G.
Maldonado y Mula presentaron la reforma de calle La Unión en diciembre sin que se hayan licitado aún. / I. G.

Sostienen que ni se ha licitado la reforma de calle La Unión ni se ha ejecutado el POI para desarrollar los terrenos del antiguo camping

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La relación entre los municipios de Mijas y Fuengirola, históricamente, siempre ha tenido altibajos; incluso cuando gobernaban los mismos partidos. A pesar de que a día de hoy existen algunos proyectos en común, la comunicación entre ambos no pasa por su mejor momento. No en vano, desde el Ayuntamiento de Fuengirola han acusado al de Mijas de tener paralizados los dos grandes proyectos en los que se trabaja de manera conjunta.

Oña y Nozal exigen a Maldonado que ceda ya el terreno para el hospital

Los presidentes del Partido Popular de Mijas y Fuengirola, Ángel Nozal y Esperanza Oña, respectivamente, acusaron como «único responsable» del «nuevo retraso» en los trámites para ceder a la Junta de Andalucía los terrenos del hospital Fuengirola-Mijas al alcalde mijeño, Juan Carlos Maldonado, asegurando que «está paralizando el hospital».

Por ello, este fin de semana reclamaban al regidor que comience a tramitar «ya» las modificaciones urbanísticas necesarias para dicha cesión. «Un año y medio después de que la Junta mostrara su compromiso de hacer realidad esta necesaria infraestructura, aún no ha culminado la tramitación», criticaron.

«La pelota lleva un año y medio en la Alcaldía de Mijas. Se puede decir que desde 2003 hasta 2016 el retraso lo había provocado la Junta, pero lo que está cada vez más claro es que desde septiembre de 2016, cuando la Junta mostró su intención de construir el hospital, hasta hoy, el responsable del retraso es Juan Carlos Maldonado, que no ha cedido los terrenos un año y medio después», insistieron, asegurando que Maldonado está «paralizando el hospital y malgastando una oportunidad histórica para que los vecinos de Mijas y Fuengirola tengan este servicio tan demandado y necesario».

Fuentes municipales de Mijas responden que el alcalde ya arrancó el compromiso al entonces consejero Aquilino Alonso, «extremo que nunca consiguieron ni Esperanza Oña ni Ángel Nozal con su política de confrontación», y puso como ejemplo el colegio Indira Gandhi, terminado tras seis años de bloqueo. «El equipo de gobierno ha buscado una parcela óptima para que pueda ubicarse el hospital calificada de sistema general para llevar a cabo en ella una innovación y convertirlo en equipamiento público, proceso en el que se encuentra inmerso el Consistorio», sentencian.

La reforma de la calle La Unión –frontera natural entre ambas localidades– es el primero de estos problemas. Tal como sostienen desde el ejecutivo de Ana Mula, el pasado mes de diciembre la alcaldesa y el alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado, firmaron un acuerdo de colaboración para realizar esta obra de manera conjunta, aunque el Ayuntamiento de Mijas no ha licitado los trabajos.

Así, explican que en una conversación entre los dos alcaldes, desde Mijas se trasladó que la obra estaba a la espera de que los presupuestos se aprobaran para poder licitarla. «Además, a través de conversaciones tenemos constancia de que en Mijas se ha pedido que este proyecto sea prioritario, aunque aún no tenemos noticias del avance del mismo», añaden. No obstante, desde el Ayuntamiento de Fuengirola consideran que las comunicaciones han sido «continuas» para conocer en qué punto estaba el proceso. «De hecho, en un escrito reciente el concejal de Obras e Infraestructuras, José Sánchez, ha solicitado la remisión del Pliego de Condiciones que regirá el concurso para que una vez finalizado, poder darle el visto bueno. Se espera que el proceso se agilice lo máximo posible para que por fin esta iniciativa tan necesaria se haga realidad», insisten desde Fuengirola.

Respecto a esta cuestión, desde el Ayuntamiento de Mijas aseguran que no han podido sacar a licitación las obras de la calle La Unión por tener paralizadas las inversiones a causa de las cinco alegaciones presentadas por miembros del Partido Popular, desestimadas en el pasado pleno del día 2 de abril. En las negociaciones previas a la actuación común, ambas administraciones llegaron al acuerdo que fuera Mijas el Consistorio que licitara los trabajos. «Si bien en Fuengirola la oposición política con la que cuentan parece más constructiva y presenta enmiendas y no alegaciones al presupuesto que demoren en un mes las contrataciones de esta índole, el Ayuntamiento fuengiroleño podía, sin ningún problema, haber dialogado y sacado desde su institución el concurso público», afirman.

El POI del camping

La otra polémica entre las administraciones es la que se refiere al Plan Ordenación Intermunicipal (POI) para desarrollar un parque comercial de medianas en los terrenos del Camping Fuengirola, cuyos terrenos afectan a ambas localidades.

Desde el gobierno de Mula aseguran que aún el Ayuntamiento mijeño no ha llevado a pleno la delegación de competencias para que se pueda tramitar el expediente, algo que, según se anunció en su momento, Mijas esperaba hacer a finales del año pasado. «Por tanto, la situación está exactamente igual que hace cinco meses y seguimos a la espera», añaden. Una vez aprobada dicha decisión, comenzaría el proceso administrativo, para lo que es imprescindible que el expediente esté completo con todos los informes pertinentes. «Las obras, como ya advertimos hace unos meses, muy difícilmente comenzarán este verano», señalan. Desde Mijas insisten a Fuengirola que su pleno corporativo puede aprobar las modificaciones urbanísticas pertinentes sin necesidad de tener en su posesión las pertenecientes a Mijas. «No entendemos el ataque gratuito y desafortunado; el consenso y el diálogo son las bases de la convivencia, especialmente, si se trata de localidades colindantes y hermanas», sentencian desde Mijas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos