Habilitan una vía provisional en la zona afectada por las obras del enlace a Arroyo de la Miel

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha visitado esta semana las actuaciones que se desarrollan para la remodelación del enlace a Arroyo de la Miel, en el temido kilómetro 222 de la A-7, uno de los peores puntos negros de la Costa del Sol. El subdelegado ya anunció que, tras una petición realizada por el Ayuntamiento de Benalmádena, va a habilitarse una vía alternativa para el paso de norte a sur y viceversa mientras se ejecuta la parte de las obras que afectan a esta zona. «Las actuaciones de Fomento para aliviar el tráfico en esta zona y reforzar la seguridad vial afectan al único paso inferior que existía en la autovía y que da acceso al camino del cementerio, por lo que se ha decidido que durante el tiempo que éste siga afectado como consecuencia de las actuaciones, se dotará de una alternativa para los vecinos», detalla Briones.

El Ministerio de Fomento inició esta actuación el pasado 6 de julio con la puesta de la primera piedra por parte del ministro, Íñigo de la Serna. La finalidad de los trabajos es resolver los actuales problemas de capacidad del enlace existente por la demanda que genera el entorno de Arroyo de la Miel. Estos trabajos cuentan con un presupuesto de 10,1 millones de euros y «van a buen ritmo», según explicó el subdelegado en una visita técnica con responsables de la Demarcación de Carreteras del Ministerio y Ferrovial, la empresa adjudicataria del proyecto.

La visita se produce después de la reunión con el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Andalucía Oriental, José del Cerro, y los concejales de Movilidad, Seguridad y Urbanismo del Ayuntamiento de Benalmádena, Bernardo Jiménez, Javier Marín y Óscar Ramundo, respectivamente. En dicho encuentro se explicó que el corte del acceso peatonal es «provisional» y se han previsto «todas las medidas de seguridad necesarias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos