Fomento coloca hoy la primera piedra del nuevo acceso a Arroyo de la Miel

El proyecto incluye una glorieta y un acceso independiente. /SUR
El proyecto incluye una glorieta y un acceso independiente. / SUR

Los trabajos, con un plazo de 18 meses y un coste de más de diez millones, pondrán fin a los atascos que cada día se producen en el kilómetro 222

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Varios años de promesas electorales y miles de atascos y disputas políticas después, las obras de remodelación del acceso a Arroyo de la Miel desde la A-7 comenzarán hoy con la colocación de la primera piedra por parte del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Los trabajos pondrán punto y final a las retenciones que cada día se producen en horas punta, cuando cientos de conductores invaden el arcén durante varios kilómetros hasta tomar el desvío mientras a su izquierda el resto de vehículos circulan a velocidades propias de una autovía, sin posibilidad de mantener la distancia obligada por ley y aumentando el riesgo de accidentes. Esta situación ha provocado que el temido kilómetro 222 sea uno de los peores puntos negros de la provincia. Tras las obras, el acceso a Arroyo de la Miel será independiente y contará con dos carriles.

A la colocación de la primera piedra también acudirán el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, y el primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Benalmádena, Javier Marín. El proyecto contempla un total de siete estructuras (dos pasos inferiores, la ampliación de un paso inferior ya existente y cuatro muros) e incluye pavimento fonoabsorbente en capa de rodadura y 876 metros de pantallas acústicas. Su ejecución resolverá los problemas de circulación en este nudo de comunicación vial, por el que transitan más de 15.000 vehículos cada día y que se ha convertido en la principal entrada a Benalmádena.

El inicio de los trabajos ha sido objeto de reiterados retrasos respecto al calendario anunciado hasta que, el mes pasado, Fomento formalizó la firma del contrato con Ferrovial, adjudicataria de las obras. El proyecto cuenta con un presupuesto de 10,1 millones de euros, cuya financiación podría prolongarse hasta 2021. A falta de conocer los detalles técnicos, desde el Gobierno central aseguran que se modificará la tipología del enlace actual sin cambiar su funcionalidad, de modo que sean posibles todos los movimientos entre Benalmádena y la A-7 mediante la construcción de una amplia glorieta .

Las obras contemplan un plazo de ejecución de 18 meses y la contratación de un mínimo de 58 personas. En la primera fase se proyectarán un carril de salida y un desvío provisional, aunque se cortará el vial que une la avenida del Cosmos con la urbanización Santangelo. La remodelación del enlace no terminará de resolver los problemas actuales, por lo que Fomento también implantará carriles adicionales de trenzado en ambas calzadas, pasando de tres a cuatro carriles en el tramo comprendido entre el acceso y las estaciones de servicio de los puntos kilométricos 223 y 224.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos