Fomento arregla tras cinco semanas el ascensor de Los Boliches del Cercanías

El ascensor de la estación del Cercanías. /I. G.
El ascensor de la estación del Cercanías. / I. G.

Fuentes consultadas sostienen que Adif estaba a la espera de contratar con una nueva empresa de mantenimiento delos elevadores

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La estación de la línea de Cercanías de Los Boliches, en Fuengirola –la segunda más utilizada en el municipio– ha vuelto a ser accesible para todo el mundo. Tras al menos cinco semanas sin funcionar y con un letrero que indicaba que estaba en mantenimiento, el ascensor de esta estación (utilizada el año pasado por más de 600.000 personas, según datos oficiales) ha vuelto a prestar el servicio de manera normal.

Hace unos días, fuentes del equipo de gobierno de Fuengirola señalaban a la televisión local que la razón por la que estaba en mantenimiento era porque Adif había finalizado el contrato con la empresa que se encargaba de realizar las revisiones, y estaba a la espera de formalizar un nuevo contrato. Aunque fuentes consultadas de Adif no han confirmado que se haya renovado o contratado a una nueva empresa, lo cierto es que desde este fin de semana el ascensor vuelve a estar activo.

El portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Javier Toro, que fue quien dio a conocer el asunto del ascensor, mostró su «alegría» de que Adif haya rectificado y se haya puesto manos a la obra. «Gracias a nuestra denuncia pública y a la labor de los medios de comunicación han arreglado un ascensor que lleva más de un mes sin poder ser utilizado por los vecinos de Los Boliches; máxime teniendo en cuenta la elevada altura de la estación», aseguró. «Pero no es posible que ésto vuelva a ocurrir en más ocasiones, estas cosas se tienen que arreglar con la mayor brevedad posible, no puede tardar tanto», insistió. En cuanto al motivo, Toro afirmó que si se confirma que fue por un cambio entre empresas de mantenimiento, «entonces se trata de una falta de previsión. Con el volumen que tiene la estación de Los Boliches, el elevador no puede estar parado tanto tiempo», añadió.

El problema sigue en Carvajal

Aunque Adif haya solucionado el asunto del ascensor, la realidad es que las estaciones del Cercanías a su paso por Fuengirola continúan con la falta de accesibilidad. A pesar de ello, hace unos días SUR adelantó que el Gobierno central, que es la administración que tiene las competencias en la línea de Cercanías, no va a mejorar las estaciones de Carvajal y Torreblanca para hacerlas accesibles a personas con movilidad reducida. Haciendo oídos sordos a las quejas vecinales, las recogidas de firmas y hasta el acuerdo plenario por unanimidad, Adif considera que sí son accesibles y no llevará a cabo ninguna acción.

Así, en una escueta respuesta parlamentaria de una pregunta del diputado por Málaga del PSOE, Miguel Ángel Heredia, el Gobierno se limita a decir que en el caso de Carvajal hay un acceso para estas personas, mientras que en Torreblanca considera que un viajero que acuda en silla de ruedas puede llegar al andén. Tras varios meses de denuncias vecinales, SUR ha podido constatar en repetidas ocasiones las dificultades a las que se enfrentan no solo las personas que se mueven en silla de ruedas, sino también los que van con algún tipo de carga, especialmente maletas, ya que ambos apeaderos se encuentran en zonas muy turísticas.

Fuentes de Adif sostienen que la estación de Torreblanca sí es accesible al haberse instalado un rampa en las últimas semanas, aunque evitan pronunciarse sobre Carvajal, la más problemática de todas. Este periódico se hacía eco de historias como la de Ricardo Criado, que no puede coger el tren de Cercanías en la estación de su barrio. 119 escalones se convierten en una misión imposible a la que de momento sigue sin ponérsele solución. Ricardo se desplaza en un vehículo eléctrico, pero esta larguísima escalera no solo le afecta a él, ya que basta con hacer ese camino una vez para comprobar que hay que estar en un estado físico más que aceptable para no llegar ahogado a la vía del tren.

400.000 personas usaron las estaciones con falta de accesibilidad en 2017

El Cercanías de la provincia de Málaga ha vuelto, un año más, a batir récords de viajeros;y ello pese a las necesidades que tienen las dos líneas. El núcleo de Málaga cerró el año pasado con un récord histórico por segundo año consecutivo. Han sido más de 11,3 millones de pasajeros (11.338.341, en concreto), una cifra que supone un incremento del 7,6% respecto al año anterior. De estos, la inmensa mayoría de los usuarios (94,5%) utilizaron la línea C-1 Málaga Centro Alameda-Fuengirola, con más de 10,7 millones de clientes. La C-2 (Málaga-Álora) fue utilizada por 622.500 personas.

Uno de estos graves problemas es la falta de accesibilidad a los andenes. Según datos oficiales, en la estación de Torreblanca se subieron el año pasado unas 255.000 personas. En Carvajal, que es el apeadero que cuenta con los 119 escalones, hicieron uso de ella 132.000 personas. De esta manera, casi 400.000 personas en total se subieron a alguna de las estaciones con falta de accesibilidad: un hecho que no solo han denunciado los partidos políticos, sino también los vecinos.

No en vano, El diputado del PSOE , Miguel Ángel Heredia, señaló a SUR que es «intolerable» la imagen negativa para el sector turístico, «que en plena Costa del Sol haya estaciones que no son totalmente accesibles y reclama actuaciones e inversiones inmediatas». Además, considera «indecente» que actualmente de los cuatros apeaderos de Fuengirola, dos no sean accesibles. Por todo ello, Heredia va a registrar una pregunta oral para el Ministerio de Fomento para que se comprometa en 6 meses a hacer accesibles todas las estaciones y apeaderos de la localidad. De momento, los turistas tendrán que seguir haciendo un esfuerzo titánico para llegar al apeadero; mientras que para personas con movilidad reducida el uso del Cercanías continuará siendo prohibitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos