Finalizan las obras de la Fuente de los Siete Caños de Mijas, decidida por el voto popular

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La emblemática Fuente de los Siete Caños del Barrio de Santana de Mijas pueblo ya está terminada, aunque el fin de las obras, en este caso, supone un elemento más importante de lo habitual. El alcalde, Juan Carlos Maldonado y los ediles José Carlos Martín y Fuensanta Lima visitaron el viernes el lugar donde se ha puesto en valor dicho hallazgo que data del siglo XVIII. Este proyecto supone un hito importante en el municipio, ya que desde el comienzo hasta el final ha contado con la participación ciudadana. «Para este equipo de gobierno es esencial la voz del pueblo. La recuperación de esta fuente fue elegida por los mismos residentes que votaron en una jornada democrática qué querían hacer con este elemento de nuestro patrimonio arqueológico», explicó Maldonado.

Los mijeños decidieron en las urnas recuperar esta antigua fuente sepultada desde los años 60. El sábado 22 de agosto de 2015 el Consistorio realizó una consulta ciudadana donde esta opción obtuvo un total de 484 votos. Además de esta propuesta, los vecinos votaron con 19 papeletas conservar la fuente tal y como había sido hallada y con 12 mantenerla enterrada.

De esta manera, la obra se ha ejecutado en dos fases diferentes; por un lado la rehabilitación de dicho hallazgo y por el otro lo referente al entorno de la plaza. «La fuente está en profundidad. Se han llevado a cabo unos muros de contención así como todos los mecanismos de evacuación de las aguas pluviales. La obra civil ha puesto en valor también toda la zona en una actuación que ha ido respetando, en todo momento, la importancia que tiene el hecho de preservar nuestro patrimonio», señaló Martín.

La inversión para estos trabajos ha sido de 188.000 euros y ha contado con los permisos pertinentes de la Consejería de Cultura para llevar a cabo la rehabilitación dentro de la normativa andaluza referente a este tipo de bienes. «Hemos recuperado un elemento patrimonial de gran importancia del siglo XVIII que quedó enterrada en los años 50 y se volvió a descubrir en unas obras en 2015. Ahora la hemos puesto en valor junto a todas las vías que van hacia la mina y que están situadas justo detrás, por lo que habilitaremos visitas guiadas para todos aquellos que quieran descubrir esa parte del subsuelo que, dada la estrechez y circunstancias, necesitan de un profesional que les acompañe», explicó Lima.

Temas

Mijas

Fotos

Vídeos