El mal estado del Hospital Marítimo de Torremolinos vuelve a poner en pie de guerra al PP y Ciudadanos

El histórico complejo arrastra problemas de humedades, grietas y goteras, entre otras deficiencias. :/Alberto Gómez
El histórico complejo arrastra problemas de humedades, grietas y goteras, entre otras deficiencias. : / Alberto Gómez

Ambos partidos llevarán el asunto al Parlamento andaluz y reclaman a la Junta que cumpla su compromiso de un CARE y un tercer centro de salud

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El mal estado del Hospital Marítimo de Torremolinos vuelve a ser objeto de enfrentamiento político. El PP y Ciudadanos arremetieron ayer contra el Gobierno andaluz de Susana Díaz por el deterioro de este histórico complejo sanitario, que arrastra problemas de humedades, grietas, goteras o mobiliario oxidado, entre otras deficiencias. La vicesecretaria de Bienestar Social del PP autonómico, Ana Mestre, anunció que su partido solicitará una comparecencia monográfica en el Parlamento autonómico para abordar la situación sanitaria de Torremolinos tras los compromisos incumplidos por parte del Ejecutivo socialista de construir un Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) y un tercer centro de salud. Mestre también reclamó a Ciudadanos «que se implique de una vez por todas y no vote en contra junto al PSOE cuando se soliciten mejoras para el municipio en materia de infraestructuras sanitarias».

El parlamentario andaluz de Ciudadanos Carlos Hernández considera que las últimas obras de mejora realizadas en el Marítimo resultan «un lavado de cara» y también llevará el asunto al Parlamento autonómico: «No solo exigimos que se mantengan los servicios sanitarios, sino que queremos que se potencien y amplíen para que haya infraestructuras acordes a las necesidades de los ciudadanos». Por su parte, desde la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga recordaron que, en los últimos tres años, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha invertido cerca de 730.000 euros en la mejora de las instalaciones de este complejo. Casi la mitad de este importe fue destinado el año pasado a las obras de conservación y mantenimiento de cubiertas y estructuras: «Es absolutamente falso que el Hospital Marítimo de Torremolinos sufra ninguna dejadez por parte de la Administración sanitaria».

Las reclamaciones políticas se suman a la petición realizada la semana pasada por Comisiones Obreras para rehabilitar el pabellón 1, cerrado a cal y canto y en evidente estado de deterioro. El sindicato considera que este edificio podría albergar entre 40 y 50 camas. También el personal y los pacientes han solicitado en varias ocasiones una reforma integral de este complejo, construido en 1929 sobre una superficie de más de 44.000 metros cuadrados. Se trata de uno de los hospitales más impresionantes de Andalucía. Fue levantado como sanatorio especializado en el tratamiento de la tuberculosis, de ahí su privilegiada ubicación, a unos metros de la playa de Los Álamos. Cuenta con varios pabellones rodeados de amplios jardines, una estructura que mantiene su arquitectura original pero que permanece en estado de deterioro debido al paso del tiempo y la insuficiencia de las inversiones realizadas en su mantenimiento.

Su situación ha despertado el interés de diversas empresas privadas, aunque por el momento todas las propuestas han sido rechazadas por la Junta. El mal estado del complejo acentúa los problemas que Torremolinos arrastra en materia de infraestructuras sanitarias, marcados por la necesidad de un tercer centro de salud para absorber la demanda generada por la expansión urbanística que ha tenido lugar en la zona este de la localidad. El Gobierno autonómico anunció en 2007 y 2011 la creación de un CARE que iba a prestar servicio a más de 120.000 personas y que nunca ha llegado a construirse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos