Los escombros convierten el punto limpio provisional de Torremolinos en un vertedero

Las cubas presentan esta imagen de forma regular.
Las cubas presentan esta imagen de forma regular. / Alberto Gómez

Las cubas instaladas junto a la plaza de toros hace dos años como solución «momentánea» continúan desbordándose por la acumulación de residuos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El vertido incontrolado de escombros ha convertido el punto limpio provisional de Torremolinos en un vertedero. Esta instalación, que cuenta con varias cubas destinadas al depósito de residuos, fue habilitada en agosto de 2015, hasta la creación de un punto limpio modular definitivo que aún no ha sido construido. Ubicadas en el recinto ferial, junto a la plaza de toros, estas cubas acumulan cada día restos de obras y podas, muebles, aparatos eléctricos y otros residuos que provocan el rebose de los contenedores y aumentan el riesgo de incendio por la cercanía de los pinares. En teoría, el uso de estas cubas está disponible los lunes, miércoles y viernes a partir de las dos de la tarde, pero en la práctica funcionan como un vertedero sin control.

La reciente celebración del Festival Infantil en la plaza de toros ha generado que la oposición cuestione el mantenimiento de esta instalación. La viceportavoz del PP, María José Jiménez, presentó una moción para la elaboración de una ordenanza que regulara la creación de un punto limpio, una petición aprobada por todos los grupos municipales. Los populares instan al PSOE, que gobierna en minoría, a agilizar los trámites para esta construcción y a acabar «con la nefasta imagen» que ofrece el punto provisional habilitado, donde incluso se han producido enfrentamientos por la adquisición de chatarra.

La Mancomunidad puso en funcionamiento en mayo dos ecomóviles para la recogida de residuos

Desde el Ayuntamiento alegan que los contenedores son vaciados cada día y aseguran que el punto limpio provisional fue instalado por la retirada de los puntos limpios móviles de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental. La institución supramunicipal, sin embargo, puso en funcionamiento en mayo de este año dos vehículos encargados de recoger los residuos especiales de origen doméstico que no deben mezclarse con otro tipo de basura para abaratar los costes de gestión y frenar el impacto medioambiental. Estos ecomóviles recogen restos de pintura y disolventes, envases contaminados, pilas, baterías de automóvil, aceites minerales usados, aceites vegetales usados, radiografías, lámparas de bajo consumo y tubos fluorescentes, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, televisores, ordenadores, herramientas eléctricas, teléfonos móviles, metales y pequeñas chatarras, cartuchos de tinta o pequeño mobiliario doméstico.

La limpieza y la correcta gestión de los residuos suponen dos de los grandes caballos de batalla de Torremolinos, señalado por la Unión Europea como único punto negro de Andalucía en el tratamiento de la basura. Una resolución del Tribunal de Justicia europeo, con sede en Luxemburgo, recordó en marzo que el Ayuntamiento aún no ha presentado el proyecto de sellado y regeneración del vertedero ilegal del municipio, un asunto que se remonta más de dos décadas atrás. Este informe debería haberse presentado en diciembre, según la Comisión Europea. El proyecto de sellado y regeneración de este espacio, inactivo como vertedero en la actualidad, podría tener un coste superior a los cinco millones de euros.

El vertido de broza seca y restos de obra resultan también una constante en zonas verdes como el pinar Molino del Moro, donde el Seprona corroboró falta de limpieza y abundante presencia de maleza y forraje seco que en ocasiones llegaba a alcanzar un metro de altura, o al final de la Cañada de los Cardos. El Ayuntamiento ha tenido que actuar en varias ocasiones en esta materia tras las denuncias interpuestas por particulares y colectivos.

Fotos

Vídeos