Encapuchados se hacen pasar por guardias civiles y asaltan dos viviendas en Mijas

Encapuchados se hacen pasar por guardias civiles y asaltan dos viviendas en Mijas

Los ladrones actúan armados con pistolas y simulan realizar un registro para luego maniatar a los moradores y hacerse con el botín

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La Guardia Civil investiga dos asaltos a viviendas cometidos durante los últimos días en Mijas. Y ambos tienen la misma firma. Una banda de ladrones ha irrumpido en sendas casas de la localidad simulando ser agentes de la Benemérita que iban a hacer un registro. En ambos casos, actuaron armados con pistolas y maniataron –o al menos lo intentaron– a sus moradores.

El primero de estos golpes sucedió hace unos 10 días en la zona de Las Lagunas. Los ladrones, todos encapuchados, accedieron a una vivienda de una urbanización echando literalmente la puerta abajo, como si se tratara de un registro domiciliario. Iban armados con pistolas con las que intimidaron a los moradores, a los que intentaron maniatar para apoderarse del botín que iban buscando.

Huida precipitada

Sin embargo, este primer robo se quedó en una tentativa. Al parecer, unos vecinos se percataron de que varios encapuchados habían irrumpido en la casa y pensaron que podía tratarse de ladrones, como efectivamente así era. Los asaltantes, al verse descubiertos, emprendieron la huida de forma precipitada.

En uno de los casos, los delincuentes utilizaron la violencia y propinaron varios golpes a la víctima

El segundo golpe data de esta misma semana, también en la localidad de Mijas. El guión fue muy similar. Tres encapuchados, por su acento españoles, franquearon la puerta de un domicilio de una urbanización mijeña y se identificaron como guardias civiles ante el morador, al que advirtieron de que iban a realizar un registro en la vivienda. Como en el caso anterior, empuñaban pistolas y exhibieron placas falsas, según las fuentes consultadas.

Los asaltantes maniataron a la víctima y actuaron con violencia, llegando a propinarle varios golpes –le causaron lesiones– para que revelara el lugar donde guardaba el botín que iban buscando. Tras ello, se dieron a la fuga en un vehículo tipo monovolumen.

Desde el Centro Operativo de Servicios (COS) de la Guardia Civil se avisó a todas las patrullas por si se cruzaban con los autores, alertando a los agentes de que «extremaran precauciones» dado el carácter violento de los delincuentes y la posibilidad de que las armas que emplearon en los robos fuesen auténticas.

La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para tratar de identificar a los integrantes de la banda bajo la hipótesis de que los dos golpes tienen la misma autoría dada la similitud del modus operandi empleado en ambos casos. Por ahora no ha trascendido el botín que lograron sustraer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos