Las empresas municipales disparan las retribuciones del alcalde y varios ediles de Benalmádena

Navas, durante un acto organizado por la empresa mixta Emabesa, responsable de la gestión del agua. /A. G.
Navas, durante un acto organizado por la empresa mixta Emabesa, responsable de la gestión del agua. / A. G.

Una sociedad mixta paga entre 900 y 1.500 euros por reunión a cinco concejales y al regidor, que también cobra por otros tres consejos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Pocas profesiones permiten a los trabajadores establecer sus propios sueldos. En la esfera pública, sin embargo, los plenos de los ayuntamientos son los encargados de fijar las retribuciones de alcaldes y concejales, siempre que se respeten los márgenes marcados por la ley. A esa ecuación hay que sumar las asignaciones adicionales en concepto de dietas o complementos, que en ocasiones provocan que esos límites sean rebasados. Es el caso de Benalmádena, donde representantes de todas las formaciones que componen la corporación (PSOE, PP, Costa del Sol Sí Puede, Izquierda Unida, Alternativa por Benalmádena, Vecinos por Benalmádena y los ediles del grupo no adscrito expulsados de Ciudadanos) reciben diversos importes por su asistencia a las reuniones de los consejos de administración de tres empresas públicas y una mixta, con independencia de que tengan o no dedicación exclusiva (y sus correspondientes sueldos).

Estas cantidades disparan las retribuciones del alcalde y varios concejales, aunque no figuran en el portal de transparencia ni se han hecho públicas en los más de dos años y medio que llevamos de legislatura. Este periódico ha solicitado sin éxito al Ayuntamiento los importes exactos recibidos por los concejales que forman parte del consejo de administración de la empresa mixta Emabesa, responsable de la gestión del agua en la localidad costera. Sus asignaciones son las más llamativas y llegan a superar los 1.500 euros brutos por reunión en el caso del alcalde, Víctor Navas (PSOE). El primer edil cobra además 330 euros por cada consejo de Innoben (encargada del transporte urbano y la publicidad estática), 300 euros por cada consejo del Puerto Deportivo y otros 300 euros por cada consejo de Provise (aparcamientos públicos y viviendas sociales).

Las empresas

Emabesa.
Esta sociedad mixta gestiona el agua y es la más codiciada entre los concejales. Paga entre 900 y 1.500 euros por reunión.
Puerto Deportivo.
Esta empresa pública, en el ojo del huracán por los escándalos de la legislatura pasada, abona entre 120 y 300 euros por consejo de administración
Innoben.
También pública al cien por cien, paga entre 120 y 330 euros por reunión a los ediles-consejeros.
Provise.
La sociedad responsable de las viviendas sociales abona entre 120 y 300 euros por consejo

Las retribuciones a alcaldes y concejales por su asistencia a los consejos de administración de las empresas municipales hace años que fueron eliminadas en Málaga, Torremolinos, Fuengirola o Mijas. En Benalmádena, sin explicación aparente, permanecen intactas y provocan que, en total, Navas llegue a cobrar más que el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, pese a tener un salario inicialmente más bajo. Navas fijó su sueldo en 55.800 euros brutos cada año, uno de los más bajos de la provincia, pero las asignaciones recibidas por presidir los consejos elevan ese importe por encima de los 70.000 euros frente a los 63.428 euros que gana De la Torre. En la capital ninguno de los miembros de la corporación que forman parte de los consejos de administración de empresas y organismos municipales reciben ingresos, ni siquiera en concepto de dietas, por pertenencia o asistencia. Desde el Ayuntamiento de Benalmádena no revelan qué concejales forman parte de Emabesa, una sociedad público-privada que, por sus elevadas retribuciones, se ha convertido en la más codiciada.

Dedicación exclusiva

En el Registro Mercantil consta que, además de Navas, los ediles que componen el consejo de administración de esta empresa son Joaquín Villazón (PSOE), Javier Marín (PSOE), Manuel Arroyo (PSOE), Salvador Rodríguez (IU) y Óscar Ramundo (no adscrito). En su condición de presidente, Navas cobra los mencionados 1.500 euros brutos por cada sesión, mientras que el resto de concejales reciben unos 900 euros, también brutos, por reunión, según ha podido saber este periódico. Todos ellos, salvo Arroyo, tienen dedicación exclusiva en el Ayuntamiento. La periodicidad de los consejos de Emabesa suele ser mensual. Parte de estas retribuciones, el total en el caso de Rodríguez, son destinadas por los concejales a sus partidos políticos.

Estas asignaciones, «desproporcionadas» según algunos ediles, se remontan lustros atrás

La situación de Emabesa no es nueva ni ha sido fijada esta legislatura, sino que se remonta varios lustros atrás. Esto explica el muro de silencio que todas las formaciones han levantado en torno a unas retribuciones que, únicamente en privado, algunos concejales califican como «totalmente desproporcionadas». Entre 2012 y 2015 todos los ediles con condición de consejeros de Emabesa pertenecían al PP. Tras el cambio de gobierno que tuvo lugar hace tres años, el color político del consejo quedó más fragmentado, con cuatro concejales socialistas, uno de IU y otro de Ciudadanos, no adscrito tras su salida de la formación naranja.

Preguntado por las elevadas asignaciones de esta sociedad mixta, Navas subraya que fueron fijadas con anterioridad a su acceso a la Alcaldía y sostiene «van en función de la responsabilidad asumida», además de alegar que Emabesa «tiene un volumen de facturación que cuadriplica al de las tres empresas municipales juntas». El primer edil también asegura que, hasta 2007, todas las retribuciones las concentraba el presidente, condición que en aquel momento correspondía a Enrique Bolín.

Representación

Las asignaciones de las sociedades cien por cien públicas son menores. Puerto Marina, Provise e Innoben abonan entre 120 y 330 euros por reunión a cada consejero. Todos los partidos están representados en al menos una de estas empresas, ya sea mediante concejales o delegados sin representación en la corporación. Ninguna de estas asignaciones figura en la página web municipal ni en los portales de las empresas públicas pese a que Costa del Sol Sí Puede, partido instrumental de Podemos, gestiona el Área de Transparencia desde inicios de legislatura.

El dinero público destinado a pagar asignaciones de concejales por asistencia a consejos de administración contrasta con la política de austeridad pregonada en los últimos presupuestos municipales por el PSOE, que preside la coalición de gobierno que forma junto a CSSP, IU, Alternativa por Benalmádena y los tres concejales no adscritos en un Ayuntamiento que arrastra una deuda superior a los 80 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos