Emaús elabora y reparte tres comidas diarias a una media de 40 personas

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El servicio de ayudas alimentarias municipal de Torremolinos ofrece cobertura a cerca de cuarenta personas cada día. La Asociación Emaús se encarga de la gestión en base a un acuerdo suscrito con la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento, por lo que la comida llega a los mayores de 65 años, personas dependientes o con problemas de movilidad y pocos recursos que tienen dificultades temporales o definitivas de autonomía personal.

El Consistorio firmó un convenio el 8 de enero de 2016 con esta organización sin ánimo de lucro para la prestación del servicio de elaboración y entrega de comida a domicilio a personas mayores o dependientes. La vigencia del acuerdo finalizaba el 31 de diciembre de 2016, pero se firmó su ampliación hasta el final de este año, además de estar previstas al menos otras tres prórrogas del acuerdo, según confirmaron ayer fuentes municipales.

Emaús elabora y entrega a domicilio desayunos, almuerzos y cenas cada día. La asociación cuenta con la ayuda permanente de los medios técnicos y el personal de Servicios Sociales para desarrollar un control nutricional, sanitario y técnico permanente. Más del 85 por ciento de los beneficiarios han manifestado su satisfacción con el servicio y más de la mitad han comentado que ha mejorado su salud desde que les ofrecen estas ayudas alimentarias gratuitas, según explican desde el Ayuntamiento.

Bajos ingresos

«El servicio de comida a domicilio permite que las personas mayores con algún grado de dependencia y bajos ingresos puedan permanecer en su hogar y entorno habitual el mayor tiempo posible, con la seguridad de tener una alimentación sana, equilibrada y variada», detalla el concejal de Servicios Sociales, Pedro Pérez. «Con este servicio también se ayuda a prevenir cualquier tipo de accidente que pudiera originarse en la manipulación y elaboración de los alimentos por parte de los usuarios», al tratarse de personas de avanzada edad, dependientes y que viven solas o sin apoyo familiar, según explican desde Emaús.

Torremolinos también garantiza que los niños en riesgo de exclusión social cubran sus necesidades alimentarias durante todo el año mediante el Plan de Garantía Alimentaria, aprobado en sesión plenaria por iniciativa de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) y que contempla la ampliación de la oferta de comedor en los campamentos deportivos de verano.

Fotos

Vídeos