Dimite el secretario general de Podemos en Fuengirola por la brecha abierta en el partido

A. GÓNMEZ

El secretario general de Podemos en Fuengirola, Pedro Pérez, presentó ayer «de forma irrevocable» su dimisión de este cargo e hizo llegar su petición de cesar en todo puesto ejecutivo de Costa del Sol Sí Puede (CSSP), partido instrumental de la formación morada. Pérez señala que desde el primer momento que llegó al círculo quiso «unir voluntades», aunque explica que, nada más constituirse el Consejo Ciudadano, tras las primarias en las que salió elegido secretario general, «el equipo de once miembros sufrió la primera dimisión de una compañera por sentir amenazado su puesto de trabajo».

El ya exsecretario de Podemos destaca que en poco tiempo otras personas «abandonaron y quedó un Consejo Ciudadano muy reducido», por lo que pidió a los responsables de organización de la formación morada autorización para celebrar elecciones de nuevo a este órgano «pero no se obtuvo respuesta». A finales de 2016, relata Pérez, «pude observar que se iban a celebrar primarias a nivel andaluz sin comisión de garantías democráticas», por lo que se sumó a la impugnación del acuerdo de la asamblea de primarias ante la jurisdicción civil por vulneración de derechos fundamentales: «Nunca pensé que dicha acción iba a utilizarse políticamente para abrir brecha dentro del partido».

Pérez considera que un trabajador «puede impugnar ante los tribunales sus condiciones laborales y sus derechos y seguir trabajando en la empresa sin ser un desleal o un traidor con el empresario», pero el desacuerdo de algunos militantes le ha llevado a presentar su dimisión.

Fotos

Vídeos