El dilema de instalar toldos en los parques infantiles de Fuengirola

El parque de Poniente, en Fuengirola, suele estar vacío en las horas de más calor durante el verano. /Iván Gelibter
El parque de Poniente, en Fuengirola, suele estar vacío en las horas de más calor durante el verano. / Iván Gelibter

Usuarios y la oposición exigen una medida que el Ayuntamiento rechaza por su «elevado coste»

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El parque de Poniente de Fuengirola, cerca del Castillo Sohail, es espectacular. Una enorme zona de juegos disfrazada de barco es la mejor forma de atraer a los más pequeños para que disfruten de los toboganes, las cuerdas, y demás atracciones de que dispone. Pese a ello, entre las 12 del mediodía y las 18.00 horas, el parque de Poniente es un parque fantasma, en la que no escuchan voces de niños, ni conversaciones de padres y madres mientras ven a sus hijos jugar.

Para muchos vecinos de Fuengirola, la razón está muy clara. «Yo no sé cómo se manejan en otros sitios», señala Ricardo –que tiene dos hijos de 3 y 6 años– «pero yo a mis niños no los puedo llevar a esa hora porque el calor es insoportable. Y ya no es solo porque sea peligroso, sino porque ni siquiera se pueden sentar en un tobogán porque se queman», sostiene. Esta pasada semana, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Javier Toro, llevaba una propuesta para instalar toldos en los parques infantiles, y que sorprendentemente fue rechazada por la mayoría absoluta del PP. Este hecho ha abierto el debate en la localidad sobre la necesidad de estos toldos, lo que ha llevado a este periódico a descubrir que, efectivamente, la asistencia de menores a estos parques es muy diferente si estas zonas tienen sombra o si bien están al abrigo del sol.

Algunas mediciones han llegado a calcular hasta 76 grados de temperatura en el pavimento en las horas centrales del día

José tiene un hijo de tres años, pero además trabaja como funcionario de parques y jardines para otro ayuntamiento del que prefiere no especificar su nombre. «La mejor prueba de que esto es así es que en el parque de la Plaza España, frente al Ayuntamiento, hay niños a todas horas. La razón: pues que tiene arboleda y sombre, y por tanto se puede estar a cualquier hora. Yo durante el año llevo a mi hijo al parque un rato cuando sale de la guardería, pero ahora en verano es imposible».

Más de un millón

El equipo de gobierno, por boca de su edil, María Jesús Pascual, rechazó el pasado martes en el pleno esta solicitud del partido naranja alegando que poner estos toldos podría suponer un desembolso superior al millón y medio de euros. Unido a este argumento, Pascual dio otros –quizá algo más desafortunados–, en los que recomendaba directamente no ir al parque a las horas de más calor, o que los padres llevaran a sus hijos a la playa. Para José, este argumento del precio es «absurdo», porque a su juicio está muy lejos de la realidad. Asimismo, el portavoz de C’s, Javier Toro, presentó junto a su propuesta varios presupuestos que reducían estas cantidades de manera considerable, mientras que los datos ofrecidos por Pascual no estaban basados en un presupuesto concreto.

Temperaturas registradas en el pavimento. :
Temperaturas registradas en el pavimento. : / Iván Gelibter

Mari Carmen, también con dos hijos y usuaria del parque de Poniente, también ha dejado de llevarles allí. «Ya no es solo que no pueda estar yo bajo el sol, es que tengo miedo por lo que el sol puede afectar a la piel de mis niños», apunta.

No en vano, varias mediciones profesionales a las que este periódico ha tenido acceso han llegado a cifrar en más de 76 grados la temperatura que alcanzan algunos de los juegos o el propio suelo (no el ambiente). «Si echas un poco de agua encima de algo de metal, se ve incluso cómo sale el vapor», señala José.

Además de estas cuestiones, la salud juega un papel importante. La Costa del Sol lleva varios años registrando un elevado número de casos de cáncer de piel. Por este motivo, la Asociación Española contra el Cáncer fue informada de esta propuesta, trasladando su apoyo total y solicitando que se les mantuviera informados de sus avances. Sin embargo, de momento parece que los parques infantiles de Fuengirola serán auténticos desiertos en las horas de más calor durante el verano.

Fotos

Vídeos