Detienen a un hombre acusado de cometer seis robos con fuerza en habitaciones de un hotel de Fuengirola

Detienen a un hombre acusado de cometer seis robos con fuerza en habitaciones de un hotel de Fuengirola

El hombre huyó saltando por los balcones tras ser sorprendido en el interior de una estancia de la décima planta

SUR

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido seis denuncias por robos con fuerza perpetrados días atrás en otras tantas habitaciones de un hotel de Fuengirola y han detenido al presunto autor de los robos, un hombre de 42 años y nacionalidad española. Según las pesquisas, el investigado accedía al establecimiento haciéndose pasar por cliente y una vez dentro, se dirigía a las habitaciones y entraba en ellas mediante la técnica del 'resbalón' –consiste en abrir la puertas con una lámina de plástico, sin necesidad de romper la cerradura-. También ha sido arrestada su pareja sentimental, una mujer de 45 años y nacionalidad cubana, como presunta responsable de delitos de receptación.

Los investigadores tuvieron conocimiento de los hechos a raíz de la denuncia del responsable de un hotel de la mencionada localidad, después de que unos huéspedes sorprendieran en el interior de su habitación a un individuo que, al verse descubierto, huyó saltando por los balcones.

Fruto de las pesquisas, los agentes identificaron a un hombre de 42 años de edad como presunto responsable de media docena de robos perpetrados en el interior del mismo hotel. El hombre, consciente de que estaba siendo investigado por la Policía Nacional, abandonó su residencia para esconderse en un apartamento de Benalmádena, lugar en el que fue detenido.

Los investigadores averiguaron que el investigado, residente en Torremolinos, llegaba a la localidad fuengiroleña en trasporte público. Allí, entraba en el hotel como cliente para acto seguido acceder a las habitaciones utilizando el método “del resbalón” para hacerse con los objetos de valor que encontraba, preferiblemente joyas y dinero. Una vez que conseguía su objetivo, volvía a la localidad torremolinense utilizando el trasporte colectivo.

Continuando con las pesquisas, los agentes constataron que la persona encargada de darle salida a los objetos robados –anillos, relojes, pulseras, cadenas- era la pareja sentimental del principal investigado. La mujer, supuestamente, vendió en tiendas de segunda mano varias alhajas procedentes de los robos denunciados motivo por el que fue detenida como presunta responsable de los delitos de receptación.

Ambos arrestados fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente que ordenó el ingreso en prisión del principal investigado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos