Se cumplen diez años de la desaparición de Amy Fitzpatrick en Mijas

Un momento de la búsqueda de la joven tras su deaparición en enero de 2008./Archivo/EFE
Un momento de la búsqueda de la joven tras su deaparición en enero de 2008. / Archivo/EFE

Tenía 15 años y había pasado la noche en la casa de una amiga; en la noche del 1 de enero desapareció al dirigirse a su casa

EFE

El 1 de enero de 2018 se cumple una década de la desaparición de la joven irlandesa Amy Fitzpatrick, que tenía entonces 15 años, cuando se dirigía a su casa en Mijas-Costa (Málaga), sin noticias sobre su paradero.

La investigación sobre la desaparición de la joven afincada en la Costa del Sol se mantiene abierta, sin que haya habido novedades, según han dicho a Efe fuentes próximas al caso.

Amy Fitzpatrick pasó la nochevieja de 2007 en casa de su amiga Ashley en la urbanización Calypso de Mijas-costa, donde ambas estuvieron cuidando del hermano pequeño de esta última.

La mañana del 1 de enero de 2008 fueron a la vecina localidad de Fuengirola y tras almorzar, visitaron el zoco de Calahonda y regresaron a la vivienda, según explicó en su día la amiga de la joven.

Según esta versión, que fue corroborada por la madre de Ashley, Amy Fitzpatrick se marchó sobre las 22.00 horas del 1 de enero de 2008 para dirigirse a su casa, ubicada en la urbanización Riviera del Sol.

Foto de Amy, difundida en 1998 tras su desaparición.
Foto de Amy, difundida en 1998 tras su desaparición. / EFE

La madre de Amy, Audrey Fitzpatrick y su pareja, Dave Mahon, denunciaron dos días después ante el cuartel de la Guardia Civil de Mijas la desaparición de la joven, de 1,65 metros de estatura, cabello moreno, delgada y con ojos azules, que vestía un chándal gris con una camiseta "Diesel" negra la última vez que fue vista.

La investigación inicial barajó dos hipótesis: que la desaparición se produjera en contra de la voluntad de la menor o voluntariamente, lo que llevó a investigar la posibilidad de que la joven pudiera estar en Irlanda, donde residía su padre biológico, Christopher Fitzpatrick.

En la campaña de búsqueda de Amy, sus familiares se desplazaron a Marruecos, Gibraltar y localidades costeras españolas para repartir carteles con fotografías de la chica.

En mayo de 2013, Dean Fitzpatrick, el hermano de la joven desaparecida, murió apuñalado en una pelea con su padrastro, quien alegó que lo hizo en defensa propia y en 2016 fue condenado a siete años de prisión por homicidio involuntario, según publicaron los medios irlandeses.

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos