CSSP Mijas amenaza con denunciar a la edil no adscrita si no entrega el acta

Helena Adba, número tres de la lista, firmó un compromiso ético que señala que deberá pagar 500.000 euros si no dimite tras ser expulsada

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El presidente y portavoz en Mijas de Costa de Sol Sí Puede, Francisco Martínez, ha exigido a la concejala no adscrita, Helena Adba, que entregue su acta de edil por no haber cumplido los compromisos éticos que firmó antes de ser candidata por una formación de la que fue expulsada antes incluso de ser nombrada concejala.

En un documento remitido a Abda y al que este periódico ha tenido acceso, Martínez sostiene que Adba habría vulnerado de forma «dolosa» el compromiso programático que firmó para formar parte de las listas municipales que le dieron derecho a acceder al puesto que ocupa, «ignorando por completo desde el primer momento las directrices de su grupo municipal». CSSP obtuvo en 2015 dos ediles, aunque la número dos, Antonia García, dimitió por motivos personales, lo que provocó la entrada -ya como no adscrita- de Adba.

Tal como se asegura en la misiva, desde un largo tiempo a esta parte en sus intervenciones y sentido de las votaciones, «parece la sombra de la voluntad del grupo municipal del PP, votando en el mismo sentido que dicho grupo sin excepción». Martínez destaca, además, que este grupo municipal tiene un líder (Nozal) que ya suma tres causas abiertas «con imputaciones, por corrupción, prevaricación y cohecho». «Líderes del PP con los que se reúne habitualmente manifestando una línea de actuación que ha traspasado sobradamente lo tolerable», asegura, en referencia al voto en contra de Adba este pasado pleno sobre la decisión de que el Ayuntamiento se persone en procedimientos que afecten o menoscaben el patrimonio del municipio, «y que supone claramente una necesidad del consistorio en dar la luz sobre la parte más oscura de la gestión del PP en el municipio».

«Partiendo de la base de que usted no tiene la dignidad suficiente para dejar el acta de concejal del grupo municipal por el que se presentó a las elecciones municipales, y desde el que no ha cesado de criticar y manifestar una deslealtad impropia de una persona que tenga un mínimo de decoro personal», continúa la carta, se le advierte de que en caso de persistir en su actitud, procederán «a reclamar judicialmente conforme a la vinculación contractual que usted firmó en el compromiso programático, las cantidades que figuraban en la cláusula cuarta del compromiso, en concepto de compensación por el perjuicio manifiesto ocasionado que deberá abonar y del que deberá igualmente responder de acuerdo con la responsabilidad establecida en el artículo 1911 del Código Civil», sentencia el portavoz de CSSP.

En concreto, el capítulo al que se refiere del compromiso ético hace referencia a que la persona firmante se compromete a «actuar con lealtad a los compromisos programáticos, por lo que deberá aceptar las decisiones que se tomen en su conjunto por la agrupación política para acuerdos del pleno». En la citada claúsula cuarte, se establece que el incumplimiento de los compromisos o la renuncia de entrega del acta de concejal, «devengará como compensación económica y perjuicio ocasionado a la agrupación política la cantidad de 500.000 euros».

A espera de lo que pudiera decir un juez, el documento del compromiso ético termina de esta manera: «La obligación de entrega de la cantidad referida será exigible desde el instante en que el concejal sea expulsado de la agrupación política por el cual accedió al acta de concejal y se negara a renunciar a ella y entregarla».

Adba no entregará el acta

SUR ha intentado reiteradamente ponerse en contacto con Helena Adba sin éxito. Pese a ello, la edil sí ha manifestado su opinión en su perfil de Facebook. Allí asegura que no cobra ninguna cantidad espuria que se pueda interpretar como palanca «para levantar un brazo de madera». «Entiendo la política como vocación y no para venderse y obtener beneficios económicos. Hay votos que no tienen ningún valor, ya se han vendido; mi voto no tiene precio», señala. «Confío en la sabiduría del pueblo, en las vecinas y vecinos de Mijas, quienes conocen perfectamente por su trayectoria, por sus hechos y sus acciones quién es quién; y por eso las calumnias denigran a quien las emite», sostiene en referencia a Martínez. «Quiero dejar claro que seguiré cumpliendo con mi función como hasta ahora, reiterar que mi compromiso es para y por la gente de Mijas, con quienes he compartido y seguiré compartiendo demandas, dolor y alegrías», acaba.

Temas

Mijas

Fotos

Vídeos