PP, CSSP y la edil no adscrita fuerzan un pleno extraordinario sobre el deporte

I. GELIBTER

Ni un día de tranquilidad ha tenido Mijas después del tenso pleno extraordinario de presupuestos celebrado el lunes. El edil de CSSP, Francisco Martínez, presentó una moción en la sesión ordinaria celebrada ayer para instar al equipo de gobierno a que paralice el proceso de licitación abierto para adjudicar la gestión del deporte en Mijas, toda vez que el Consistorio retiró la subvención al Club Polideportivo Mijas en octubre tras detectar «irregularidades» en la justificación de las mismas. En este punto, el secretario municipal advirtió de que dicho punto no se podía votar, por lo que la propuesta, finalmente, no fue debatida.

Pese a ello, y al finalizar la sesión, Martínez, la edil no adscrita, Helena Adba, y el Partido Popular, firmaron de manera conjunta una petición para solicitar la celebración de un pleno extraordinario que debata esta cuestión.

Dejando a un lado este capítulo en particular, lo sorprendente fue que CSSP y el PP llegaran a cualquier tipo de acuerdo, teniendo en cuenta que ambos han estado presentándose denuncias entre ellos, especialmente después del 'caso Mijas'.

Por su parte, desde el equipo de gobierno sostuvieron que han explorado todas las vías posibles para salvaguardar los derechos de los trabajadores. «Hemos conseguido que la actual mercantil que lleva a cabo el servicio subrogue a los empleados. Con la ley del Gobierno central no podemos asumir ni esas funciones ni a esos trabajadores por lo que estamos actuando en la mejor dirección para garantizar un buen servicio a los usuarios», señalaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos