La Costa del Sol no sufrirá restricciones a partir de abril como preveía el Decreto de Sequía

La Costa del Sol no sufrirá restricciones a partir de abril como preveía el Decreto de Sequía

Medio Ambiente revisará también a la baja el recorte de agua para regadío del tropical en la Axarquía tras las lluvias registradas y los aportes a los embalses

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Tras cinco años consecutivos con precipitaciones por debajo de la media, todavía es necesario que llueva bastante más para que Málaga recupere sus reservas de agua. No obstante, los casi 54 hectómetros cúbicos que han ido a parar a los embalses de la provincia desde que se iniciara el temporal de lluvias, van a servir por lo pronto para suavizar las medidas recogidas en el Decreto de Sequía de la Junta para Málaga. Al menos, así lo ha asegurado el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, que ha pedido prudencia porque seguimos bastante por debajo de la media, pero a la vez ha lanzado un mensaje de “moderado optimismo”.

Según el consejero, los municipios de la Costa del Sol ya no sufrirán ninguna restricción de agua para el abastecimiento a la población a partir de abril, tal y como estaba previsto en el Decreto de Sequía, norma sobre la que está a la espera de ser informado por el Gabinete Jurídico de la Junta y la Consejería de Hacienda antes de ser llevado a Consejo de Gobierno para su aprobación. “La medida de disponer de menos agua para la Costa del Sol a partir de abril no va a ser necesaria, lo cual es muy importante porque estamos hablando de una zona de capital importancia donde el número de turistas se multiplica a partir de estos meses”, ha manifestado Fiscal.

La zona occidental de la provincia ha sido una de las más beneficiadas por las precipitaciones, como lo demuestra el hecho de que el embalse de La Concepción, que constituye el principal recurso hídrico de la Costa del Sol, ha visto incrementar sus reservas casi 15 hectómetros cúbicos, pasando de 30,7 antes de que se iniciarán las lluvias, a 45, situándose al 72% de su capacidad. La presa de La Concepción está considerada un embalse de ciclo anual, que debido a su poca capacidad se llena cada año, pero también se vacía en el ejercicio. Antes del temporal, el embalse presentaba una reservas anormalmente bajas ya que apenas estaba al 50% debido a la falta de lluvias. Aunque todavía no está al 100%, los aportes que ha registrado permitirá a Acosol poder suministrar a la población sin problemas, con el embalse, la desaladora de Marbella (20 hm3 al año) y los pozos de Guadiaro y Fuengirola, y los trasvases del Campo de Gibraltar. El pasado año hidrológico (1 de octubre de 2016 a 30 septiembre de 2017) la Costa del Sol necesitó para abastecimiento 54,3 hectómetros cúbicos, cuatro más que la capital, que consumió 49,58 hm3, y cuatro veces más que las Axarquía, que necesitó 12,78 hm3 del embalse de La Viñuela.

Pero este no será el único beneficio de las lluvias y el crecimiento de las reservas hídricas en los embalses malagueños. Según Fiscal, también es intención de la Consejería de Medio Ambiente revisar la reducción que desde el primero de diciembre de 2017 se le viene aplicando al regadío de la comarca de la Axarquía, lo que supuso reducir un 60% el volumen de agua para riego en la zona, la principal productora de frutas tropicales de España. El riego de la Axarquía contó el pasado año hidrológico con 22,95 hectómetros cúbicos, sin embargo debido a la sequía la Junta decidió reducir este volumen a sólo 10 hectómetros cúbicos hasta el 30 de septiembre, y todo ello con el objetivo de garantizar el abastecimiento a la población durante dos años. Sin embargo, con el agua caída hasta el momento y los aportes registrados al mayor pantano de la provincia, La Viñuela (ha visto incrementar su reservas en casi 14 hm3, más de lo que necesita para abastecer a la población un año), que actualmente almacena 48,56 hectómetros cúbicos -contaba sólo con 35,4 hm3 antes de las lluvias-, “la reducción para el regadío no va a ser tan exigente. Una vez que concluya el periodo de precipitaciones analizaremos los recursos y afinaremos la reducción”, ha asegurado el consejero. A pesar de todo, La Viñuela dista aún cinco hectómetros cúbicos para situarse por encima del nivel de alerta en el que se encuentra desde julio pasado (54 hm3).

Por lo que se refiere al sistema del Guadalhorce, integrado por los embalses de Guadalteba, Guadalhorce y Conde de Guadalhorce, principal recurso para el abastecimiento de la capital malagueña, también ha visto incrementado su nivel de almacenamiento por encima de los 23 hectómetros cúbicos, pasando se 120,2 hm3 antes del inicio de las lluvias a casi 143,8 en la actualidad. Esta cantidad es la mitad de los necesita la capital para todo un año.

Fiscal ha realizado estas declaraciones en Almonte (Huelva) con motivo de la presentación del censo de aves acuáticas invernantes, en las que ha recordado los más de 200 hectómetros cúbicos almacenados en los últimos días por las lluvias en los embalses que corresponden a las demarcaciones de Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y las cuencas mediterráneas andaluzas.

Según Fiscal, "la situación ha mejorado de manera muy notable gracias a este último episodio de lluvias que comenzó hace prácticamente una semana". En concreto, los embalses de la comunidad autónoma, localizados en las demarcaciones del Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y las Cuencas Mediterráneas andaluzas -a la que pertenece Málaga-, "hablaban ayer de más de 200 hm3 almacenados en los últimos días, cifra que hoy será mejor", ha dicho el consejero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos