El PP no convocará su congreso local en Torremolinos «hasta que haya consenso»

Del Cid, Bendodo y Fernández Montes, en un acto de partido celebrado el año pasado./A. G.
Del Cid, Bendodo y Fernández Montes, en un acto de partido celebrado el año pasado. / A. G.

El enfrentamiento entre Fernández Montes y los concejales retrasa la celebración de la asamblea de la que saldrá la nueva ejecutiva local del partido

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Partido Popular de Torremolinos no celebrará su congreso local hasta que remitan las tensiones entre el exalcalde, Pedro Fernández Montes, y los diez concejales del grupo municipal. Así lo ha decidido la dirección provincial de la formación, que en septiembre creó una comisión organizadora de la asamblea de la que saldrá elegida la nueva ejecutiva local con el objetivo de recuperar la Alcaldía perdida en 2015. Aunque en la mayoría de grandes municipios malagueños ya se han celebrado los congresos locales, el futuro del PP en Torremolinos continúa siendo incierto. La comisión enviada desde la capital para calmar los ánimos, dirigida por el vicesecretario de Organización Manuel Marmolejo, no convocará la asamblea local «hasta que se abran espacios de entendimiento entre ambas partes», según confirman fuentes del partido.

Pese a los reiterados intentos de la cúpula provincial del PP, no parece probable que Fernández Montes y el grupo municipal acerquen posturas. El exalcalde trata de forzar unas primarias contra Margarita del Cid por la presidencia local del partido, una lucha por el poder que ha dejado a Fernández Montes cada vez más solo. Ni el presidente provincial, Elías Bendodo, ni el resto de la dirección del partido respaldan los intentos del exregidor de mantenerse en el cargo, pero Fernández Montes está convencido de que cuenta con el apoyo de la mayoría de la militancia para ser reelegido presidente del PP en Torremolinos. Así quiso demostrarlo en las votaciones para elegir a los compromisarios que acudirían al congreso autonómico en marzo, cuando presentó una lista sin concejales y encabezada por él mismo que acabó siendo la más votada.

El partido no descarta crear una gestora para desatorar la situación

Ante la crisis interna que arrastra el PP en Torremolinos, la dirección provincial no descarta crear una gestora, una situación que se ha intentado evitar a toda costa. Este órgano, que tomaría las riendas del partido de forma temporal, supone ya para diversos miembros de la formación «la única solución posible» a una situación que consideran «insostenible». El desencuentro entre los concejales y Fernández Montes se remonta a comienzos de legislatura, cuando el grupo municipal denunció de forma interna que el exalcalde trataba de seguir moviendo los hilos mediante directrices sobre la posición que el PP debía mantener en los plenos. Fuentes consultadas confirman que el exregidor llegó a proponer que el grupo municipal destinase al partido la mitad de la asignación que recibe del Ayuntamiento para sus gastos de funcionamiento, que por entonces ascendía a 5.500 euros mensuales. Los ediles, que en los dos últimos años se han negado a seguir las órdenes del exalcalde para iniciar un rumbo más moderado, también han denunciado que Fernández Montes y sus militantes más fieles habían ocupado la mayoría de espacios funcionales de la sede que el partido tiene en el recinto ferial. El exalcalde respondió mandando habilitar el sótano. Desde la tradicional moraga del PP hasta la venta de lotería en la sede, cualquier actividad supone una nueva fuente de conflictos entre el grupo municipal y quien fuera regidor desde 1995 hasta 2015, cuando fue desalojado de la Alcaldía por el socialista José Ortiz.

El exalcalde, de 74 años, no tiene intención de liderar la lista electoral de 2019 pero, desde la presidencia local, pretende colocar a miembros de su entorno más próximo, incluso de su círculo familiar, en los primeros puestos de la candidatura. El exalcalde, de 74 años, no tiene intención de liderar la candidatura electoral de 2019 pero, desde la presidencia local, pretende colocar a miembros de su entorno más próximo, incluso de su círculo familiar, en los primeros puestos de la lista. Los concejales ya han denunciado públicamente que están siendo «boicoteados» por Fernández Montes, que respondió anunciando de forma interna que quiere a todos los ediles del PP «fuera», incluida Margarita del Cid, la gran apuesta del partido para recuperar la Alcaldía y presidir la formación en Torremolinos.

Fotos

Vídeos