El Consistorio suprimirá cerca del 90% de sus líneas telefónicas fijas

La medida incluye la reducción del 50% de números móviles y supondrá un ahorro de 184.000 euros anuales

A. GÓMEZ.

::El Ayuntamiento de Torremolinos prevé eliminar alrededor del cincuenta por ciento de los terminales móviles con los que cuenta y el noventa por ciento de las líneas fijas, una medida que permitirá un ahorro de 184.000 euros anuales. La decisión está incluida en el plan de reestructuración de la infraestructura de telecomunicaciones municipal. Así, el Área de Nuevas Tecnologías ha realizado un estudio para reducir el gasto y optimizar los recursos dando un mejor servicio a la ciudadanía. Este documento ha puesto de manifiesto la posibilidad de disminuir el gasto en 65 por ciento. La renovación de la infraestructura de telecomunicaciones incluirá una reducción del número de terminales, tanto fijos como móviles, además de una remodelación del sistema de centralita que mejorará la atención telefónica al ciudadano.

Fuentes municipales aseguran que el sistema terminará de implantarse a principios de 2018. Para realizar el cambio en la infraestructura se sacará un pliego a concurso público próximamente. Con el nuevo plan de telecomunicaciones se producirá un ahorro de 184.000 euros anuales. El gasto en el año 2016 se cifró en 279.225,74 euros, mientras que con la implantación de la nueva infraestructura se espera que se sitúe en 96.000 euros. Así, el gasto mensual bajará de los 20.670 euros a unos 8.000 euros. Con estas modificaciones «se dará solución a varios problemas del sistema de comunicaciones actual», realizándose un saneamiento del cableado y cambiando toda la infraestructura interna para una mayor eficiencia.

Control de costes

Se establecerá una política de control de costes y de ahorro con respecto a la gestión de las comunicaciones. También se dotará al Ayuntamiento de nuevos servicios informáticos para ciudadanos y trabajadores. En cuanto al ahorro en facturación por tipo de servicio y terminal, con este estudio se reducirá en un 75 por ciento el gasto en telefonía fija, un 50 por ciento en móvil, un 90 por ciento en el número de línea fijas, otro 50 por ciento en números móviles y un diez por ciento en conexiones a Internet.

La reestructuración del sistema comenzará desde la propia centralita del Ayuntamiento. Una red unificará la gestión y registro de llamadas, en la que quedará constancia de las llamadas realizadas al Consistorio, los Bomberos, la Policía Local, el Centro Cultural Picasso, el Patronato de Deportes y Turismo.

Fotos

Vídeos