Condenadas dos mujeres por ejercer como podólogas sin titulación en Fuengirola

Condenadas dos mujeres por ejercer como podólogas sin titulación en Fuengirola

El juzgado les impone seis meses de prisión y el abono de 2.800 euros de indemnización al Colegio de Podólogos

EUROPA PRESS

El Colegio de Podólogos de Andalucía ha informado este lunes de que, tras presentar una querella, ha obtenido una sentencia condenatoria en el Juzgado de lo Penal número 3 de Málaga para dos mujeres por ejercer esta profesión en la localidad malagueña de Fuengirola "pese a carecer de la titulación exigida de grado o diplomatura en Podología".

Según han explicado en un comunicado, la institución colegial interpuso la querella por delito de intrusismo profesional. Como consecuencia de ella, el Juzgado de lo Penal número 3 de Málaga acaba de dictar una sentencia, "que ha adquirido firmeza" y que condena a cada una de las mujeres "a seis meses de prisión, a abonar 2.800 euros de indemnización al Colegio de Podólogos y las costas del proceso, además de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena".

Tras la sentencia y al carecer de antecedentes judiciales hasta ahora, el juzgado "ha sustituido la pena de prisión por el pago a cada una de las condenadas de una multa de seis euros diarios durante 12 meses". "Así, las condenas de ambas intrusas superan los 7.000 euros más las costas del proceso", han manifestado.

La sentencia recoge que el juzgado "ha declarado probado el ejercicio de las falsas podólogas, regente y empleada de un salón de belleza, respectivamente, donde compartían sus servicios de estética, tituladas, como manicura y pedicura, con otros de Podología como tratamientos de uña encarnada, tal como anunciaban en su perfil de Facebook, haciéndose pasar por podólogas "sin estar autorizadas legal ni administrativamente para ello con el consiguiente riesgo de mala praxis y perjuicio de terceros".

Desde el colegio profesional han mostrado su "satisfacción por la sentencia, la segunda en un solo mes tras la condena a una falsa podóloga que ejercía en el municipio sevillano de Los Palacios". "Estos éxitos se suman a otros dos el año pasado en la provincia de Almería donde el Colegio de Podólogos obtuvo una sentencia con pena de prisión para el falso podólogo y otra de multa e indemnización", han recordado.

Lucha contra el intrusismo

En este sentido, han incidido en que "la lucha contra el intrusismo y la ilegalidad en el ejercicio de la profesión es una de las prioridades de la Junta de Gobierno del Colegio de Podólogos de Andalucía, que actualmente tiene abiertos 44 procesos en los juzgados" de la comunidad autónoma, ocho de ellos en la provincia de Málaga.

Así, han reseñado que se persigue "esta práctica ilegal de la profesión sanitaria, que no sólo perjudica a los profesionales titulados y colegiados sino también y sobre todo a la ciudadanía al poner en riesgo la salud de los pacientes, que en casos especialmente serios como el pie diabético puede derivar en graves complicaciones cuando son tratados por individuos sin titular, que por tanto, ni tienen ni dominan las funciones de un podólogo".

Desde el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía han solicitado a la Fiscalía y a las Fuerzas de Seguridad del Estado "que incrementen los esfuerzos en la investigación y persecución de estos casos, dadas la gravedad de las posibles consecuencias y la dificultad que para la obtención de pruebas tiene una institución colegial".

En este sentido, el jefe de la asesoría jurídica del Colegio de Podólogos, Antonio Sánchez, ha afirmado que "el 80 por ciento de las denuncias del sector se refiere a prácticas de intrusismo, de las que la mayor parte no son investigadas si el colegio no aporta las pruebas, lo que es sumamente difícil para una corporación profesional dadas las circunstancias en que se comete este delito".

Ante una sospecha de intrusismo, han explicado, el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía inicia las comprobaciones sobre la colegiación del individuo y sobre si la consulta está inscrita en el registro de centros sanitarios de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. El siguiente paso se centra en la consecución de pruebas fehacientes por medios propios.

Fotos

Vídeos