Concejales del PP de Torremolinos estallan contra Fernández Montes: «Nos boicotea»

Fernández Montes y Del Cid, en el pleno de investidura de 2015, antes de enemistarse. :: a. g./
Fernández Montes y Del Cid, en el pleno de investidura de 2015, antes de enemistarse. :: a. g.

Ramón del Cid acusa al exalcalde, que trata de forzar unas primarias contra Margarita del Cid, de «querer seguir mandando»

ALBERTO GÓMEZ

Tras meses de tensiones, la guerra abierta entre los concejales del Partido Popular en Torremolinos y el exalcalde Pedro Fernández Montes ha estallado públicamente. Un comentario en redes sociales del diputado provincial Ramón del Cid, mano derecha del exregidor durante dos décadas, evidencia la batalla interna que libra la formación. «Ya está bien. Vamos a decir verdades. Pedro Fernández Montes nos está haciendo un boicot. Abandonó a los votantes dimitiendo y quiere seguir mandando», escribe Del Cid, que concluye su publicación con una petición al exalcalde: «Por el bien del PP, dimite ya».

Aunque entregó su acta de concejal cuando el socialista José Ortiz le arrebató la Alcaldía tras dos décadas de incontestable mandato, Fernández Montes continúa siendo presidente del PP en Torremolinos, un cargo con el que, según fuentes cercanas al partido, «intenta seguir manejando los hilos». Las discrepancias entre el exalcalde y el grupo municipal, formado por diez ediles, se remontan a inicios de legislatura, pero la brecha se ha ensanchado en los últimos meses debido a la proximidad del congreso local del que saldrá la ejecutiva local del partido. La intención de Fernández Montes, de 74 años, pasa por presentarse para ser reelegido presidente del partido. Lejos de tomárselo como un puesto simbólico, en su hoja de ruta figura elaborar la lista electoral con que el PP concurrirá a las elecciones municipales en 2019.

La dirección provincial del partido apuesta por Margarita del Cid como candidata «incuestionable» a la Alcaldía, como ha reiterado Elías Bendodo en varias ocasiones. Desde el PP pretenden que el relevo generacional conlleve también un cambio en la presidencia local, pero Fernández Montes se resiste a dejar paso a Del Cid y ya ha mostrado su deseo de competir contra ella en unas primarias a las que el partido se niega por la imagen de fractura que supondrían y su posible perjuicio en los resultados electorales. Ante este escenario, que desde Málaga asumen como «complicado», la junta directiva provincial del PP acordó en septiembre crear una comisión organizadora del congreso local. Este órgano, presidido por el vicesecretario de Organización y senador Manuel Marmolejo, despoja a Fernández Montes de sus poderes como presidente del PP local en lo relativo a la preparación de la asamblea. Aquella decisión terminó de poner en pie de guerra al exalcalde y su entorno.

Fernández Montes ya ha comunicado que quiere «fuera» de la lista del PP en 2019 a los diez ediles

Informes internos

Los concejales llevan meses denunciando de forma interna que el círculo de confianza de Fernández Montes trata «continuamente» de desprestigiar su trabajo. Diversas fuentes consultadas por este periódico confirman que el exalcalde ha llegado a recabar información sobre Margarita del Cid para elaborar informes con los que ha intentado desacreditarla ante el partido. También ha remitido documentos que cuestionan la labor del PP en la oposición. La intención del exregidor pasa por colocar a miembros de su entorno más próximo en los puestos de salida de la lista electoral, pero Del Cid no está dispuesta a encabezar una candidatura elaborada por Fernández Montes.

El exalcalde, que gobernó Torremolinos con mano de hierro desde 1995 hasta 2015, se siente traicionado por sus concejales. Considera que «se lo deben todo» y que deberían seguir sometiéndose a sus directrices. Los ediles, sin embargo, creen que el exalcalde «abandonó el barco» cuando, una vez desalojado de la Alcaldía, dimitió en el momento más delicado que el partido ha atravesado en la localidad costera. Fernández Montes hace extensibles sus reproches a prácticamente todo el grupo municipal, una situación que se agrava en los casos de Ramón del Cid y Encarnación Navarro, durante lustros sus números dos y tres. El exalcalde ya ha trasladado a su entorno que quiere «fuera» de la próxima lista electoral a todos los concejales, incluida Margarita del Cid.

Los virulentos ataques en redes sociales, donde cada bando mantiene perfiles falsos que avivan la guerra interna y hacen mención a cuestiones personales, parecen haber sido el desencadenante del estallido en forma de 'post' en Facebook de Ramón del Cid. Pese a las recomendaciones del partido de mantener el asunto a puerta cerrada, el diputado provincial ha preferido dar la cara para denunciar lo que considera «un boicot» por parte del exalcalde. Ramón del Cid ha afirmado también estar de acuerdo con opiniones como que Fernández Montes «se cargó Torremolinos y ahora necesitamos a Margarita (del Cid) de alcaldesa».

Fotos

Vídeos