La concejala de Personal de Benalmádena arrolla a un motorista tras un giro indebido

Imagen del accidente captada por uno de los testigos / SUR

El herido fue hospitalizado después de que la edil no adscrita Beatriz Olmedo se saltara la prohibición de cambiar de dirección en una rotonda

ALBERTO GÓMEZ

Un motorista se recupera de una lesión en la pierna después de ser golpeado por un vehículo conducido por la concejala de Personal de Benalmádena, Beatriz Olmedo. El accidente se produjo en la avenida Antonio Machado, donde la edil, según varias fuentes consultadas, realizó un giro indebido en una rotonda que aún no está abierta al tráfico.

Olmedo iba en dirección Fuengirola cuando cambió de sentido hacia Torremolinos en una glorieta donde los giros están expresamente prohibidos por una señal. Fue entonces cuando su vehículo, según las mismas fuentes, arrolló a un motorista que cayó al suelo. El hombre tuvo que ser hospitalizado y recibió varios puntos de sutura en la pierna.

Testigos aseguran que el motorista conducía por su carril, en dirección a Torremolinos, cuando se vio sorprendido por el coche de Olmedo. Aunque el accidente tuvo lugar el sábado, el atestado aún no ha concluido. El hermetismo que ha envuelto las diligencias, custodiadas «con mucho más recelo» del habitual según las fuentes consultadas, ha provocado malestar en el seno de la Policía Local. Este periódico se ha puseto en contacto con la concejala, que declinó hacer declaraciones hasta que finalice el atestado. Olmedo fue elegida edil por Ciudadanos en las elecciones de mayo de 2015 y pasó al grupo no adscrito meses después, cuando la formación naranja le abrió expediente, junto a sus dos compañeros de bancada, por un supuesto pacto encubierto con el PSOE. Ya como concejala no adscrita, entró a la coalición de gobierno en abril del año pasado como titular de Personal.

El jefe de la Policía Local de Benalmádena, Francisco Zamora, sostiene que el procedimiento mantiene «el carácter de custodia y secreto profesional» habitual en estos casos y niega haber intervenido en las diligencias, aunque reconoce haber estado en la Jefatura el sábado: «Es el día que suelo bajar a hacer informes que, por la dinámica de mi puesto, no puedo elaborar durante la semana». Zamora explicó a SUR que del atestado no se desprenden «carencias en el vehículo ni limitaciones personales» y calificó el procedimiento como «regular».

La rotonda está presidida por una señal con fondo amarillo, por obras, que indica la prohibición de girar. El asunto ya ha sido trasladado a los juzgados y el herido ha recibido el alta. Fuentes consultadas afirman que Olmedo admitió la infracción durante su declaración ante la Policía.

Fotos

Vídeos