Comerciantes reclaman que se instalen toldos en la calle San Miguel

Empresarios y vecinos solicitan lonas que protejan del sol. /SUR
Empresarios y vecinos solicitan lonas que protejan del sol. / SUR

La falta de lonas contra el sol, que el Consistorio achaca a la prolongación de la época de lluvias y al retraso del calor, rebela a los empresarios

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Como ocurrió el año pasado, la falta de toldos en calle San Miguel en el inicio del verano ha puesto en pie de guerra a vecinos y comerciantes, que reclaman al Ayuntamiento que instale toldos para sofocar el calor, especialmente duro durante las horas centrales del día. El Círculo de Empresarios de Torremolinos (CET) recuerda que esta medida «es muy necesaria para que turistas y vecinos puedan consumir, comprar o simplemente pasear de una forma agradable por la principal calle de nuestro municipio sin tener que soportar que les dé el sol». El presidente de esta asociación empresarial, Adolfo Trigueros, registró ayer un escrito para solicitar al alcalde, José Ortiz (PSOE), que ordene la instalación de estos toldos protectores, algo que en su opinión «dinamizará el tejido comercial y turístico del centro».

Mientras otras calles representativas de la provincia, como Larios en Málaga capital, llevan semanas con los toldos instalados para generar espacios de sombra y fortalecer su tejido comercial, en Torremolinos aún resulta heroico atravesar la calle San Miguel en las horas más calurosas del día, una situación «incomprensible» para muchos comerciantes y vecinos, conscientes de que las lonas permanecen en el Ayuntamiento. Desde el Consistorio alegan que se ha retrasado su instalación «porque hasta la semana pasada hubo temporales de viento y las lluvias se han alargado este año» pero alegan que «la próxima semana o la siguiente» comenzarán a anclarse.

El PP, en la oposición, también ha solicitado la colocación de lonas en La Carihuela para dar sombra a sus principales vías de compras, como las calles Bulto y Carmen. El Gobierno local explica que la diferencia de altura de los edificios de este barrio costero imposibilitan la instalación, aunque inciden en que se están estudiando diferentes posibilidades para aumentar los espacios de sombra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos