Un colegio de Torremolinos traslada el recreo por la caída de un pino de 15 metros

Un colegio de Torremolinos traslada el recreo por la caída de un pino de 15 metros

Ante las críticas de familiares y trabajadores, la dirección del CEIP Palma de Mallorca prohíbe que los niños accedan al patio donde el viernes cayó un árbol de 15 metros

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El CEIP Palma de Mallorca, en Torremolinos, prohibió ayer que el patio donde el pasado viernes se desplomó un árbol de quince metros siga utilizándose como zona de recreo. Este espacio, reservado a los alumnos de Infantil y primer curso de Primaria, cuenta con un pinar de cerca de una treintena de ejemplares similares al derrumbado, una situación que generó un aluvión de críticas entre trabajadores y familiares de los escolares, que consideran que la seguridad de los pequeños en ese patio no está garantizada. Ante las críticas, la dirección del centro anunció ayer que el recreo no volverá a tener lugar en este espacio, sino en otra zona del edificio principal, hasta que el informe encargado por el Ayuntamiento a una empresa especializada revele en qué estado se encuentra el resto de árboles.

La medida, tomada según ha podido saber este periódico después de un aviso por parte de la Inspección de la Delegación Provincial de Educación, es temporal, aunque numerosos familiares solicitan que se prolongue hasta que se retiren todos los pinos del patio «porque un informe no puede garantizar la seguridad de nuestros hijos». La Asociación de Madres y Padres (AMPA) está dividida desde el fin de semana entre quienes consideran que la certificación de que los árboles se encuentran en buen estado sería suficiente y quienes opinan que los niños «corren un riesgo innecesario pasando tanto tiempo entre pinos de troncos tan finos» como el que se cayó el viernes.

Varios familiares critican también que la primera medida no se tomara hasta ayer, después de que este periódico publicase el malestar existente entre trabajadores y miembros del AMPA y de que el caso fuera denunciado ante Educación por uno de los padres. Aunque las competencias en materia de educación son autonómicas, el mantenimiento de los centros escolares corresponde a los ayuntamientos. El PP, en la oposición, acusa al Gobierno local de adoptar «la técnica del avestruz como respuesta», una crítica que hizo extensible a los socios de investidura del PSOE, que gobierna en minoría con los apoyos de Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida. La portavoz popular, Margarita del Cid, anunció que su partido llevará el estado de varios colegios e institutos de Torremolinos ante el Parlamento andaluz tras detectar diversas deficiencias.

«Nulo mantenimiento»

Varios padres lamentan también que en otra de las zonas del centro cayera ayer una rama de varios metros de largo, una situación que achacan «al nulo mantenimiento durante el verano de la arboleda del colegio y de su entorno». Este periódico trató ayer sin éxito de ponerse en contacto por segundo día consecutivo con el concejal de Educación, César Carrasco (PSOE), que el lunes visitó el CEIP Palma de Mallorca.

La dirección del colegio comunicó los horarios y la nueva zona de recreo a través de una circular que especifica que las medidas tendrán efecto «hasta que la empresa especializada elabore un informe final sobre el estado del pinar», aunque se desconoce en qué punto se encuentra el análisis de los árboles.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos