Los cinco trabajadores del CIO Mijas cobran 34 nóminas atrasadas

Elio, Virginia, Juan, Manolo e Inés respiran ya un poco más tranquilos tras cobrar el sueldo./Iván Gelibter
Elio, Virginia, Juan, Manolo e Inés respiran ya un poco más tranquilos tras cobrar el sueldo. / Iván Gelibter

Aunque aún restan pequeñas cantidades, esto pone fin a un proceso largo y complejo que les obligó a estar casi tres años trabajando sin percibir su sueldo

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Las Navidades, por lo general, son un tiempo de alegría y de disfrutar con la familia. Sin embargo, pocas personas estarán a partir de hoy más contentos que los cinco trabajadores del CIOMijas que estuvieron casi tres años trabajando sin cobrar emolumentos. La Junta de Andalucía ha hecho esta mañana efectivo el pago de al menos 34 nóminas de las 36 que tenían atrasadas, lo que supone por fin acabar con el sufrimiento de cinco familias que se han visto en graves problemas para poder salir adelante en este tiempo.

Más

La que ejerció durante varios meses como portavoz de los empleados, Juani García, confirmó este mediodía a SUR que el dinero ya estaba en sus cuentas bancarias, aunque coincide en señalar que faltan un par de nóminas por cobrar. “Yo no sé el resto de mis compañeros, pero yo hacía muchos años que no estaba tan feliz. La situación que hemos vivido se ha acabado por fin, y ahora toca pagar al abogado, ponernos al día con las deudas -que todos las tenemos-, negociar con Hacienda para que no nos ‘crujan’ y sobre todo disfrutar estos próximos días”, ha señalado con un evidente tono de felicidad en sus palabras.

Ya el pasado mes de agosto, estos cinco trabajadores comenzaron a percibir su primera nómina tras casi tres años trabajando sin recibir su sueldo, aunque estaba pendiente cobrar las 36 nóminas atrasadas. Aunque ganan cantidades diferentes, al menos se les debía del orden de unos 36.000 euros netos a cada de ellos, que durante este proceso han tenido que enfrentarse a graves problemas económicos familiares, obviamente, pero también de salud, provocados por una situación que nunca debía haber ocurrido.

Durante estos casi tres años y hasta el pasado mes de agosto, el consorcio que estuvo formado por la Junta de Andalucía (80%) y el Ayuntamiento de Mijas (20%) les había obligado a acudir a su puesto de trabajo, al que se limitaban a ir pero sin trabajar, ya que al estar el centro cerrado no tenían ninguna función para realizar. El proceso de liquidación del CIOMijas se dio finalmente por concluido el pasado 31 de julio y esto permitió no solo que estos cinco trabajadores del centro de formación pasaran a integrarse en el SAE, sino que desbloqueara el cobro de las 36 nóminas que se les debían desde diciembre del año 2014, hecho que ha ocurrido hoy mismo.

De esta manera, el Consejo Rector del Centro de Formación de las Industrias del Ocio, CIOMijas, formado por representantes de la Junta y del Ayuntamiento de Mijas dio su visto bueno al balance final de liquidación reformulado del antiguo consorcio, así como el proyecto de cesión de activos y pasivos al Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Estas decisiones –que se han retrasado por diversas cuestiones en estos años– suponían, según un comunicado de la Junta de aquel día, «culminar con éxito un complejo proceso administrativo que se inició en 2015, y permitirá que el SAE, mediante una resolución, pueda aprobar la aceptación global de los activos y pasivos». En la práctica, esto implicaba la integración definitiva de los trabajadores de la plantilla del centro en la agencia, que se subrogaba en todas las obligaciones salariales con estos trabajadores.

Ahora solo queda saber cómo y cuándo abrirá las puertas de nuevo el CIOMijas, aunque fuentes consultadas señalan que ya se está trabajando tanto en el interior del edificio como para establecer el sistema educativo en este centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos