Cerca del 25% de los participantes en las lanzaderas de empleo de Torremolinos tienen trabajo

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La agencia municipal de promoción y desarrollo local de Torremolinos, ubicada en Casilla del Viento, acogió la semana pasada un encuentro entre los participantes de las lanzaderas de empleo que operan actualmente en Málaga capital, Torremolinos y Vélez-Málaga, impulsadas por la Fundación Santa María la Real, la Fundación Telefónica, la Junta de Andalucía y sus respectivos ayuntamientos, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. Estas lanzaderas comenzaron a funcionar entre los meses de febrero y marzo para ayudar a 60 personas desempleadas con edades entre los 20 y los 55 años, diferentes perfiles formativos y trayectorias laborales.

El objetivo de la iniciativa reside en activar y optimizar su búsqueda de trabajo durante un periodo de cinco meses, con la orientación de técnicos especializados y el uso de nuevas técnicas y herramientas de comunicación, marca personal y promoción profesional, acordes a las necesidades del mercado laboral actual. Para dar muestra del cambio de actitud que están experimentando y de su proactividad, varios integrantes de la lanzadera intervinieron para contar cómo se están organizando para realizar una búsqueda de trabajo colectiva y solidaria; mientras unos organizan una base de datos con sus perfiles profesionales, otros buscan ofertas de trabajo y otros, por ejemplo, alimentan su web y redes sociales para lograr mayor visibilidad y posicionamiento.

Participación

Ya hay quince personas que han modificado su situación laboral gracias a su participación en el programa. En concreto, trece han conseguido trabajo por cuenta ajena en diferentes sectores, como comercio, servicios sociales, atención al cliente o el segmento cultural, y otros dos participantes han comenzado a realizar certificados de profesionalidad con el que podrán realizar prácticas laborales durante los próximos meses.

El consejero de Empleo en la Junta de Andalucía, Javier Carnero, sostiene que las lanzaderas de empleo son «un claro ejemplo de que cuando todos unimos nuestras fuerzas, administraciones, iniciativa privada y entidades como la Fundación Santa María La Real, conseguimos resultados que se multiplican por diez en efectividad», y destaca en este sentido que el año pasado se alcanzó un 55 por ciento de inserción laboral de los participantes, un porcentaje que esperan superar este año con la inclusión de más inscritos en el mercado laboral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos