La carrera más solidaria de Julia

Desde que dejó la competición, Julia corre descalza cada mañana. /SUR
Desde que dejó la competición, Julia corre descalza cada mañana. / SUR

Una exatleta inglesa recorrerá España descalza para recaudar fondos para Cudeca

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Con un marcado acento inglés, Julia Chi recita el poema más popular de Antonio Machado: «Caminante, no hay camino, / se hace camino al andar». Esta corredora profesional nacida en Inglaterra, amante de la cultura española, ha hecho de esos versos una forma de vida. Se define como «una nómada» que recorre el mundo descalza. Explica que así conecta con su infancia, cuando correteaba sin zapatos: «Me siento una niña de nuevo, en libertad, y me encanta». Su peculiar trayecto tendrá una parada especial en España entre marzo y mayo. Julia, que combina meditación y deporte, recorrerá la distancia que separa Suances, en Cantabria, de Almuñécar, en Granada. Lo hará descalza y a beneficio de la Fundación Cuidados del Cáncer (Cudeca), de cuya labor quedó prendada durante una visita a su sede en Benalmádena.

La madre de Julia falleció de cáncer hace 42 años, un zarpazo que la conecta con el trabajo solidario que cientos de voluntarios realizan a diario en Cudeca. «Cuando murió mi madre yo solo tenía 16 años. Era la persona más importante de mi vida», recuerda. Julia se refugió en la filosofía zen y el ‘running’: «Me encanta correr y mi madre entendía esa pasión. Salir descalza a correr es para mí tan natural como ir cada mañana andando a la tienda a por el periódico». Cruzará España en un proyecto denominado Soles Journey entre el 23 de marzo y el 12 de mayo, día en que cumplirá 59 años. Su trayecto contempla 43 etapas y ocho días de descanso.

La corredora elige la fundación malagueña en recuerdo a su madre, fallecida de cáncer, y realizará el trayecto entre marzo y mayo

Mediante vídeos y textos, Julia volcará su experiencia en un blog (solesjourney.com) donde promocionará la labor de Cudeca. A su vez, la fundación ha habilitado en el apartado ‘eventos’ de su página web (cudeca-eventos.org) un espacio donde cualquiera puede realizar donaciones que irán destinadas de forma íntegra a la organización fundada por Joan Hunt, que desde hace más de dos décadas se dedica al cuidado de pacientes con cáncer en estado avanzado y de sus familiares. Aunque Julia ha hecho de Almuñécar su hogar cuando está en España, el trabajo realizado en Cudeca la impresionó: «Estuve visitándolos en Arroyo de la Miel. Son maravillosos. El ambiente es tranquilo y la gente, amable. Me gusta mucho su lema: llenar de vida los días. Me siento muy identificada». Los fondos recaudados serán duplicados, una vez concluya el viaje, con una donación de la ONG familiar de Angela Margaret Rowland, Espoire Foundation, también a beneficio de Cudeca.

Maratones

La pasión de Julia por correr descalza viene de lejos. Participó en su primera carrera internacional en 1979, en Manrensa. Ha representado a su país, Reino Unido, en maratones por todo el mundo y ganó la maratón de Dublín en 1985, además de quedar séptima en la maratón de Londres con su mejor tiempo (dos horas y 36 minutos). Aquella marca le valió para ser seleccionada para los Juegos de la Commonwealth, una versión reducida de los Juegos Olímpicos en el que se dan cita deportistas de los países que forman parte de la Mancomunidad de Naciones. Alejada de la competición desde hace años, Julia corre ahora cada mañana, siempre descalza, en busca del «silencio en cada paso» y de la meditación.

¿Por qué España? «Me encanta el idioma y la cultura, también la gente. La energía aquí es especial para mí», explica Julia, que vive en Inglaterra pero viaja cada mes: «He estado en países de todo el mundo y me apasiona correr donde sea, explorando las ciudades, sus campos y sus playas». Su viaje más importante, relata sin perder el sentido del humor, ha sido interior: «Me he deshecho de todas mis posesiones, también de los zapatos». El objetivo inicial de su próxima aventura es recaudar 5.000 euros. Ayer, sin haber promocionado la iniciativa, ya había conseguido 170 euros mediante tres donaciones de 100, 50 y 20 euros realizadas por personas anónimas que le deseaban suerte en su carrera más solidaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos