La bendición de la nueva Virgen del Carmen entierra la polémica sobre el cambio

Momento en el que la estatua es destapada, en un acto con música sacra. :: i. g.

Más de 3.000 personas acudieron el domingo por la noche a una misa en Los Boliches para ver la imagen

IVÁN GELIBTER

La polémica, especialmente en redes sociales, que provocó el Ayuntamiento de Fuengirola al retirar la vieja estatua de la Virgen del Carmen de Los Boliches quedó enterrada este pasado domingo tras la inauguración de la nueva imagen que presidirá la misma rotonda.

Más de 3.000 personas, según funtes de la Policía Local de la localidad, acudieron a conocer de primera mano esta renovada Virgen del Carmen en un acto tan multitudinario como solemne, en el que no faltaron los párrocos de todas las iglesias del municipio, y en el que los miembros de las diferentes cofradías de la Virgen del Carmen de Fuengirola tuvieron un especial protagonismo.

El acto se celebró pasadas las nueve de la noche en la plaza que se ha creado especialmente para acoger la nueva imagen y que cuenta con distintos detalles carmelitas para acompañar a la Virgen del Carmen . Allí se ofició una misa durante la cual cantó la Escolanía Pueri Cantores, que estuvo acompañada por la Banda de Música de Jesús Nazareno de Almogía junto al tenor Alejandro Gómez. Dicha agrupación musical interpretó una marcha dedicada a la Virgen del Carmen de Los Boliches: 'Reina de tu Pueblo', al tiempo que se repartía un guión del acto a todos los asistentes para que participaran en él.

Desde el Ayuntamiento quisieron, según fuentes municipales, que este acto tuviera un significado especial. Por ello, el párroco y arcipreste, Manuel Jiménez, ofició una eucaristía a los pies de la escultura, precediendo al momento en el que la imagen fue descubierta y bendecida. Para la cita se instalaron 400 sillas, que fueron insuficientes ante los centenares de asistentes que no se quisieron perder este acto.

El mal estado en el que se encontraba la anterior estatua y la imposibilidad de poder rehabilitarla al estar oxidada, según se dejó constancia en un informe técnico, propició que se encargara la creación de esta nueva escultura. Han sido dos artistas locales los encargados de dar forma y hacer realidad este proyecto, que según fuentes municipales ha contado en todo momento con el apoyo en cada paso de la Hermandad de la Virgen del Carmen y del párroco de Los Boliches.

Pese a ello, algunos fuengiroleños acogieron este cambio con desagrado, e incluso se recogieron firmas en Change.org para evitarlo. La alcaldesa, Ana Mula, sostiene que la situación de riesgo que presentaba la imagen era incompatible con su permanencia, lo que provocó la necesidad de crear una nueva imagen. «Eso no significa que perdamos los sentimientos que le tenemos, pero entre eliminarla y no poner nada hemos optado por sustituirla por otra que ha sido realizada por dos artistas fuengiroleños», apuntó.

Fotos

Vídeos