Benalmádena solicita a la Junta autorización para siete taxis adaptados

A. GÓMEZ.

::La falta de taxis adaptados en Benalmádena ha provocado que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto. El concejal de Transporte, Bernardo Jiménez, reconoció ayer que este déficit supone una discriminación hacia las personas con movilidad reducida y anunció que su delegación ampliará el número de vehículos accesibles. El Consistorio ya ha abierto el plazo de presentación de solicitudes para la adaptación de siete taxis, autorizaciones que serán solicitadas a la Junta de Andalucía. Tras el período de recepción de peticiones, los técnicos municipales analizarán la documentación entregada para evaluar las solicitudes.

Tendrán preferencia quienes ya dispongan de un vehículo adaptado en el momento de reclamar la autorización pertinente. «Los propietarios de taxis que no dispongan de un coche adaptado entrarán en un sorteo público si el número de solicitudes acaba superando las siete que inicialmente tenemos previsto pedir a la Junta», explica Jiménez. El anuncio tiene lugar en medio de la polémica por la llegada de vehículos de transporte con conductor (VTC) a la Costa del Sol mediante el aumento de la flota de la plataforma digital Cabify y la entrada en servicio de Uber, cuyo servicio cubre la franja litoral comprendida entre Málaga y Marbella.

Representantes del sector de los municipios que integran la Confederación del Taxi de la Costa del Sol han acordado esta semana plantear denuncias formales ante varias administraciones, entre ellas la Subdelegación del Gobierno central en Málaga y el Ejecutivo autonómico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos