El drama de Alona Pavlovska en Benalmádena que ya nadie olvidará

El viudo de Alona Pavlovska (a la izquierda), junto a familiares de la fallecida ./A. G.
El viudo de Alona Pavlovska (a la izquierda), junto a familiares de la fallecida . / A. G.

El Ayuntamiento instala una placa en recuerdo de la mujer arrollada en un parque infantil por un conductor que triplicaba la tasa de alcohol

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Hoy hace un año que Alona Pavlovska, de 35 años, murió atropellada en el quiosco anexo a un parque infantil de Benalmádena mientras vigilaba a su hija, de cinco años. A petición de su viudo, Salvador Cubiles, el Ayuntamiento ha instalado esta mañana una placa en homenaje a Alona, arrollada por un conductor que triplicaba la tasa de alcohol y el límite de velocidad permitido. Su vehículo invadió el carril contrario hasta llevarse por delante varias mesas del quisco situado junto al parque de la avenida Estrella del Mar. Hubo siete heridos, entre ellas un niño de dos años. Alona, única víctima mortal, falleció en el acto. El conductor, un vecino de Churriana de 44 años, arrojó una tasa de alcohol de 0,78 miligramos por litro de aire espirado e iba a 80 kilómetros por hora en un tramo de la vía limitada a 30.

Noticias relacionadas

Alona, nacida en Ucrania, vivía en Benalmádena junto a su marido y su hija, con quien estaba en otro parque infantil del municipio, el de Arenal Golf, la tarde en que ocurrió la tragedia. Una amiga la convenció para trasladarse hasta el parque de la avenida Estrella del Mar porque hay un quiosco con mesas y sillas donde podían tomar café. Ya allí, Alona pidió que le cambiaran el sitio para vigilar más de cerca a su hija. Minutos después se produjo el fatal atropello. Su viudo inició hace meses una recogida de firmas para que el Ayuntamiento instalara una placa a modo de recordatorio. Salvador pretende que el gesto sirva para concienciar sobre los peligros de la conducción bajo los efectos del alcohol y para tratar de poner palabras a la tragedia cuando su hija crezca: «Sé que me pedirá explicaciones, por eso quiero que haya un recuerdo en memoria de su madre».

El alcalde, Víctor Navas, recogió la petición de Salvador y esta mañana se ha descubierto la placa durante un emotivo acto al que también han acudido el padre, el hermano y la cuñada de Alona, procedentes de Ucrania; su madre, que vive en Benalmádena junto a su nieta y a Salvador, y decenas de amigos y vecinos. En la placa puede leerse un texto escrito por su viudo: «Siempre estarás presente en cada momento de mi vida. Estarás en mis oraciones cuando llore, cuando ría… Y al final de mis días diré que nunca te fuiste». Esta tarde, a las 19.30 horas, tendrá lugar una misa en Arroyo de la Miel.

Fotos

Vídeos