Benalmádena reclama una zona de paso peatonal durante las obras del km. 222

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Benalmádena remitió ayer un escrito dirigido a la empresa adjudicataria de las obras de ampliación del enlace entre la autovía y Arroyo de la Miel en el punto kilométrico 222 para que habilite una zona de paso segura para peatones en toda la longitud del túnel que pasa bajo la A-7 por la calle Voluntarios de Protección Civil. Desde el Consistorio precisan que la petición tiene como objetivo que se permita circular a los viandantes en ambos sentidos entre la barriada situada al norte de la autovía y el centro del núcleo urbano. El concejal de Urbanismo, Óscar Ramundo, explica que esta petición viene motivada por «las numerosas quejas vecinales que se están recibiendo en el Ayuntamiento», ya que los peatones residentes en la urbanización de Santangelo Norte no disponen en este momento de ninguna otra vía alternativa para cruzar la autovía.

Además de solicitar que se instale una pasarela peatonal protegida a la mayor prontitud, el Consistorio ha instado a la empresa adjudicataria de las obras a que «haga todo lo posible» para concluir la actual fase de trabajos «cuanto antes con la finalidad de minimizar los inconvenientes derivados de la misma». El concejal de Transporte, Bernardo Jiménez, también informó ayer de los cambios en la ruta del autobús interurbano M-124 Carola-Torremolinos con motivo de estas obras. A partir de ahora, y mientras duren los trabajos, la línea accederá a esta urbanización por la avenida del Romeral y realizando el mismo itinerario de vuelta.

Desde ayer permanece cortado el tráfico rodado hacia el paso inferior que cruza esta zona en dirección a la barriada de Santangelo Norte. La línea M-124 Carola-Torremolinos, que realiza once expediciones completas diarias, amplió recientemente el número de estas salidas con acceso a esta urbanización, pasando a seis expediciones, según recordaron ayer fuentes municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos