Benalmádena reclama fondos para construir una comisaría propia de la Policía Nacional

Comisaría de Policía Nacional de Torremolinos./SUR
Comisaría de Policía Nacional de Torremolinos. / SUR

El Gobierno local denuncia carencias en materia de seguridad, sobre todo en verano, y pide dejar de compartir delegación con Torremolinos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El PSOE, que preside la coalición de gobierno en Benalmádena, denuncia que la localidad arrastra «carencias en materia de seguridad», problema que achacan a la falta de una comisaría de la Policía Nacional. El primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Javier Marín, critica la exclusión de una partida destinada a la construcción de una comisaría en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), recientemente aprobados y donde el Gobierno central ha reservado 3,8 millones para las obras de remodelación del acceso a Arroyo de la Miel desde el kilómetro 222 de la A-7. Marín considera que esta inversión resulta «insuficiente» y reclama la puesta en marcha de una comisaría propia, infraestructura que hasta ahora comparte con Torremolinos.

No es la primera vez que los socialistas plantean esta propuesta. El alcalde, Víctor Navas, mantuvo en 2015 una reunión con el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, para reactivar lo que considera «una de las reivindicaciones históricas de los vecinos del municipio». Desde el PSOE recuerdan «el problema en materia de seguridad ciudadana que padece el municipio, especialmente durante los meses de verano, periodo en el que estamos desbordados por la afluencia masiva de visitantes». Cuando empezó a solicitarse una comisaría para Benalmádena, la localidad sumaba 40.000 vecinos empadronados: «Ahora ya somos cerca de 70.000 y seguimos teniendo las mismas carencias». El Ayuntamiento planteó la posibilidad de firmar un convenio para establecer un cronograma de actuaciones que culminase con la creación de una comisaría propia, iniciativa que de momento ha caído en saco roto.

El primer paso, según el Consistorio, sería volver a poner a disposición del Ministerio del Interior una parcela en el cortijo La Comba, situado en Arroyo de la Miel, para la construcción de una comisaría de la Policía Nacional. Aunque los técnicos municipales ya avalaron su idoneidad, desde el Gobierno local aseguran que el plazo de presentación del proyecto expiró y los terrenos siguen siendo de titularidad municipal.

De forma paralela, usuarios y agentes denuncian desde hace años la necesidad de una reforma integral de la comisaría de la Policía Nacional en Torremolinos. La suciedad de la fachada, el incumplimiento de la normativa de accesibilidad y las humedades son algunos de los motivos expuestos por profesionales y vecinos para reclamar mejoras en el edificio, aunque los agentes solicitan también una nueva ubicación. Los problemas generados por el inhibidor y el difícil acceso a la calle Skal, de un solo carril y situada entre la avenida Palma de Mallorca y La Nogalera, complican el trabajo diario. Las quejas más constantes de los usuarios hacen referencia a la masificación en verano, la falta de aseos y la imposibilidad de acceder al edificio por parte de las personas con movilidad reducida, a quienes los agentes tienen que ayudar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos