Benalmádena propone financiar un apeadero

Momento del pleno celebrado ayer. :: sur/
Momento del pleno celebrado ayer. :: sur

El pleno aprueba por unanimidad la petición a Hacienda de sufragar las obras de una parada del Cercanías en Nueva Torrequebrada

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Benalmádena solicitará al Ministerio de Hacienda autorización para destinar su superávit a la construcción de un apeadero del Cercanías en Nueva Torrequebrada. El pleno aprobó ayer por unanimidad la propuesta de un convenio con Fomento para compensar las cantidades adelantadas por el Consistorio para la ejecución de las obras, que permitirían dar respuesta a las reivindicaciones de los vecinos de la zona, que tienen que desplazarse varios kilómetros si quieren coger el tren que une Málaga y Fuengirola. Recientemente se han registrado 1.400 firmas reclamando este apeadero, que también aliviaría el agravio comparativo con las localidades colindantes; Torremolinos cuenta con cinco apeaderos y Fuengirola dispone de tres paradas mientras que en Benalmádena únicamente existen dos: Arroyo de la Miel y Torremuelle.

El alcalde, Víctor Navas, defiende que la construcción de esta infraestructura produciría «beneficios en la economía de la zona y favorecerían la movilidad en uno de los núcleos residenciales más poblados de Benalmádena». El Gobierno central, que tiene asignadas las competencias en materia de infraestructuras, ya respondió en diciembre que no prevé construir una estación en Nueva Torrequebrada. Fomento alega que el interés de esta instalación «está ligada al desarrollo urbanístico en Benalmádena», por lo que sería necesario un estudio justificativo que analice la demanda potencial, las alternativas de ubicación o el coste, entre otros elementos. Sobre el proyecto, por lo tanto, «no existe una planificación detallada», según explicaron en una respuesta parlamentaria pese a las reiteradas reivindicaciones vecinales.

No es la primera vez que esta petición llega al pleno, que ya aprobó por unanimidad, incluido el grupo municipal popular, la solicitud de una parada en Nueva Torrequebrada, una zona en pleno desarrollo donde viven más de 4.000 personas. Nueva Torrequebrada se encuentra a más de seis kilómetros de Arroyo de la Miel. Aunque su enlace con los núcleos de interés del municipio está resuelto por carretera, el apeadero más cercano del Cercanías se encuentra a una distancia considerable. «Es un recorrido largo y complicado desde cualquier punto de la urbanización», detallan los residentes.

El Ayuntamiento lleva meses proponiendo a otras administraciones la posibilidad de financiar con fondos municipales proyectos pertenecientes a áreas donde carece de competencias. Ya lo hizo con la construcción de un instituto, obra que corresponde a la Junta de Andalucía, y con la ampliación del dique exento, competencia del Gobierno central, alegando que tiene superávit para ello. «En diversos reuniones, tanto los residentes como los comerciantes de la zona nos han manifestado que este apeadero sería decisivo para facilitar la comunicación con el resto del municipio de una barriada que ha crecido muchísimo en los últimos años», explicó el concejal de Movilidad y Transporte, Bernardo Jiménez. Desde el Ayuntamiento recuerdan que el crecimiento de población «ha sido tan grande en los últimos años» que la línea de autobús, la 103, que cubre la zona, «resulta insuficiente para cubrir las necesidades de todo el vecindario, por lo que disponer de esta parada sería una mejora considerable en su calidad de vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos