Benalmádena llevará a un pleno extraordinario la posible readmisión de 12 trabajadores

Benalmádena llevará a un pleno extraordinario la posible readmisión de 12 trabajadores

El alcalde invita a todos los grupos a posicionarse sobre la contratación de estos empleados para «descargar a mi equipo de repercusiones legales»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La protesta de los doce trabajadores que exigen ser readmitidos en el Ayuntamiento de Benalmádena marcó ayer el pleno ordinario. Ante las reiteradas peticiones de la oposición y de Comisiones Obreras, que desplegó una pancarta a las puertas del edificio consistorial y también en el salón de plenos, el alcalde, Víctor Navas (PSOE), anunció que convocará una sesión extraordinaria para buscar «una solución viable» a la situación de estos empleados municipales. «Hasta ahora todas las soluciones planteadas suponen vulnerar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Racionalización de la Administración Local», explicó el regidor, que instó a los grupos de la oposición que lo acusan de haber despedido a once operadores de sala de Emergencias y una orientadora laboral a aprobar mediante una moción su readmisión pese a la existencia de informes técnicos desfavorables.

Desde el PP, sin embargo, alegan que hay informes que exigen la inmediata readmisión de estos operadores de sala. También Comisiones Obreras acusa a la coalición formada por IU, Costa del Sol Sí Puede, Alternativa por Benalmádena y los tres concejales no adscritos de «saltarse el acuerdo suscrito entre la corporación y los sindicatos». El sindicato recuerda que la reducción de la plantilla ha supuesto un mayor coste económico debido a que el teléfono de Emergencias está siendo atendido por los bomberos, a quienes este trabajo computa como horas extraordinarias. La situación, denuncia el sindicato, «no respeta el descanso de los bomberos».

Desde el Ayuntamiento sostienen que no se trata de despidos, sino de funcionarios internos sujetos a planes temporales a quienes la ley impide contratar durante más de tres años y explican que sus plazas se integrarán en estructura para sacarlas a concurso público de méritos. Con la convocatoria de un pleno extraordinario donde aprobar o no la readmisión de estos empleados, Navas lanza la pelota a todos los grupos municipales «con el ánimo de descargar a los miembros de mi equipo de gobierno de repercusiones legales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos