Benalmádena insta al Gobierno central a reducir el plazo de las obras en el kilómetro 222

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Benalmádena aprobó en su último pleno una moción para instar al Gobierno central a reducir de 57 a 18 meses las obras de mejora del acceso a Arroyo de la Miel en el kilómetro 222, uno de los principales puntos negros de la Costa del Sol. La propuesta contó con el apoyo de la coalición de gobierno que preside el PSOE y la abstención de los concejales del PP y Vecinos por Benalmádena. El alcalde, Víctor Navas, solicitó a los representantes de los grupos políticos con representación en el pleno «que se olviden de los intereses partidistas y piensen en las miles de personas que a diario padecen los atascos».

La portavoz del grupo socialista, Ana Scherman, critica que «tanto los concejales del PP como el portavoz de Vecinos por Benalmádena, Juan Antonio Lara, hayan recurrido a todo tipo de contorsiones políticas y argumentos forzados para alinearse con los intereses del Gobierno en este asunto, dando la espalda a los benalmandenses». La edil socialista apunta que «a pesar de la enorme envergadura del proyecto, el Ejecutivo central sólo ha dedicado este año una partida de 600.000 euros, a todas luces insuficiente en una obra con un presupuesto global 10,1 millones de euros».

Los trabajos pondrán punto y final a las retenciones que cada día se producen en horas punta, cuando cientos de conductores invaden el arcén durante varios kilómetros hasta tomar el desvío mientras a su izquierda el resto de vehículos circulan a velocidades propias de una autovía, sin posibilidad de mantener la distancia obligada por ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos