Benalmádena exime a AFAB del pago del canon por la cesión de un terreno

En la asociación trabajan voluntarios, psicólogos, fisioterapeutas y trabajadores sociales./A. G.
En la asociación trabajan voluntarios, psicólogos, fisioterapeutas y trabajadores sociales. / A. G.

El Ayuntamiento atiende la petición de la asociación dedicada al cuidado de enfermos de alzhéimer, que busca inversión para un nuevo centro diurno

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Benalmádena eximirá del pago del canon anual de 14.000 euros a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (AFAB). El alcalde, Víctor Navas (PSOE), afirma que la coalición que preside atenderá la petición de la asociación, que en varias ocasiones había manifestado su incapacidad de hacer frente el importe exigido en la concesión de terrenos municipales aprobada en 2010, cuando era alcalde Enrique Moya (PP). El Consistorio inicia así el expediente para la cesión directa de una parcela en la zona de Santangelo Norte-Miramar. La asociación prevé construir allí su nuevo centro diurno, para el que aún no tiene financiación.

La presidenta de AFAB, Mari Cruz Azuaga, incide en la necesidad de trasladar la sede actual, situada en un local de la avenida Ciudad de Melilla por el que la asociación paga un alquiler mensual de 2.000 euros que afronta mediante las donaciones de familiares y las actividades organizadas durante todo el año. «Ahora contamos con 320 metros cuadrados, pero la sede se nos ha quedado pequeña y hasta tenemos lista de espera», explica Azuaga. Las instalaciones de AFAB están divididas según las diferentes etapas de la enfermedad: «Los espacios son muy importantes para los enfermos de alzhéimer, porque cada estadio tiene necesidades específicas diferentes».

LA ASOCIACIÓN

Cesión
El Ayuntamiento cederá terrenos municipales eximiendo del pago del canon anual de 14.000 euros a la asociación.
uActividades
Los trabajadores y voluntarios de AFAB ponen en marcha cada día actividades para estimular la memoria.
uNuevo centro
La asociación prevé abrir un nuevo centro diurno, aún sin financiación.

Navas valora «la labor valiosísima» que realiza AFAB: «Siempre ha sido una prioridad para nosotros buscar una fórmula viable y legal para formalizar la cesión sin que la asociación tenga que abonar el cuantioso canon anual, y el inicio de este expediente es un primer paso hacia la solución definitiva». El Ayuntamiento justificará la exención del pago en el interés público del futuro centro diurno de AFAB. Los técnicos municipales han considerado conveniente poner en marcha el expediente de cesión directa basado en el carácter altruista de la asociación, que trabaja por mejorar la calidad de vida de los enfermos de alzhéimer y sus familiares desde 1996.

La asociación atiende psicológicamente a pacientes y familiares, además de ofrecer servicios de asesoramiento en cuestiones legales, transporte a domicilio, talleres para la detección precoz de la enfermedad y actividades para evitar el deterioro cognitivo de personas mayores, aunque una de sus iniciativas más importantes reside en la creación de una unidad de respiro familiar para descargar a los familiares de pacientes del estrés del cuidado diario. «Es una enfermedad muy cruel, tanto para los pacientes en el primer estadio, cuando son conscientes de lo que comienza a ocurrirles, como para los familiares», detalla Azuaga.

La asociación atiende en la actualidad a más de medio centenar de pacientes y cuenta con voluntarios, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y auxiliares de geriatría. Cada día organizan dinámicas para estimular la memoria, además de talleres de terapia ocupacional, ejercicio físico, actividades de musicoterapia y risoterapia, fisioterapia, terapia asistida con animales, grupos de autoayuda y atención psicológica tanto a pacientes como a sus familiares. La dirección de la asociación lamenta tener que afrontar en solitario el pago del alquiler mensual y vaticina que, sin la ayuda de las administraciones, «será prácticamente imposible abrir el nuevo centro diurno».

Azuaga fundó la asociación hace más de dos décadas, sensibilizada por la situación de su madre, que padeció alzhéimer durante 18 años, y ahora relata que llegan a la sede nuevos casos «casi cada semana», algo que ha provocado que AFAB tenga que abrir lista de espera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos