Benalmádena culmina su plan de ajuste y reduce su deuda hasta los 72 millones

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Benalmádena recupera su capacidad de financiación gracias al cumplimiento de su plan de ajuste económico, que ha permitido reducir la deuda financiera de los 122 millones de euros contabilizados al inicio de la legislatura a los 72 millones actuales, situando el porcentaje de endeudamiento por debajo del 75 por ciento. Fuentes municipales aseguran que el Consistorio «recupera así su capacidad de financiación». «Hemos cumplido con los objetivos de un plan de ajuste, iniciado en 2012, reduciendo la deuda financiera de las arcas municipales en más de 50 millones de euros», afirma el alcalde, Víctor Navas, que agradece «el esfuerzo» a los técnicos de Intervención y Tesorería. El regidor insta al Gobierno central a permitir incrementar el techo de gasto a las administraciones locales que cumplan con los objetivos de sus planes de ajuste económico para que «puedan gastar el remanente positivo de Tesorería en gastos corrientes».

«La ley actual nos permite invertir sólo en obras financieramente sostenibles, aquellas que no requieren un mantenimiento posterior y tienen un periodo de amortización mayor de cinco años, y esos son los proyectos que hemos puesto en marcha: varios planes de asfaltado, la sustitución del césped artificial del campo de fútbol de Benalmádena Pueblo, o las obras del paseo del Generalife», explica Navas. Con el próximo suplemento de crédito, la coalición de Gobierno pretende financiar obras como el carril bici en la avenida del Sol en Benalmádena Costa o la remodelación de la avenida Antonio Machado. «Pero queremos dar mejores servicios y tener más limpio nuestro municipio, y para ello necesitamos esa flexibilidad que reclamamos al Ministerio de Hacienda para destinar recursos al gasto corriente», solicita el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos