Benalmádena celebra el medio siglo de su 'niña' más popular

La escultura está situada en la plaza de España de Benalmádena Pueblo./A. G.
La escultura está situada en la plaza de España de Benalmádena Pueblo. / A. G.

La escultura de Jaime Pimentel, que simboliza la hospitalidad y el despegue económico y turístico de la localidad, cumple 50 años

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

::Benalmádena se volcará este año con su popular 'niña', que cumple medio siglo. Esta escultura en bronce, una de las imágenes más icónicas de la localidad malagueña, fue realizada por Jaime Fernández Pimentel en 1968. La obra mide 1,25 metros por 85 centímetros de ancho y representa a una niña de sonrisa inocente y pelo recogido que ofrece, con los brazos extendidos, agua en una concha. La imagen simboliza el carácter abierto y hospitalario del municipio, una de las cunas del turismo en Andalucía. Una niña, María Cruz Ruiz, sirvió como modelo para la escultura, que guarda varias similitudes con la famosa estatua del Cenachero de Málaga.

La obra fue un encargo del entonces alcalde, Enrique Bolín. Pimentel reflejó la abundante presencia de niños en la Costa del Sol como consecuencia del éxodo masivo de habitantes de pueblos del interior, una situación propiciada por la eclosión turística y la construcción de hoteles, apartamentos y urbanizaciones, un desarrollo que generó miles de empleos en las localidades costeras. El autor modeló la figura inicialmente en barro y después la pasó al bronce mediante la técnica de la cera perdida. La escultura, situada sobre una fuente de mármol, preside la plaza de España de Benalmádena Pueblo, donde uno de los ochos surtidores vierte agua justo sobre la concha que lleva la niña en sus manos.

La obra fue inaugurada en mayo de 1968 y restaurada en Marbella en los años noventa. Ahora, medio siglo después de su creación, el Ayuntamiento ha organizado una batería de actividades destinadas a rendir homenaje a la simbólica obra y su autor, que el año pasado fue distinguido con un expediente de honores y distinciones aprobado por el pleno. El pasado viernes fue inaugurada una exposición antológica de Pimentel en el Centro de Exposiciones de Benalmádena. El Ayuntamiento también ha impulsado la creación del premio de investigación Niña de Benalmádena, que reconocerá trabajos culturales, científicos y sociales relacionados con el pasado y el presente de la ciudad.

También se proyecta incorporar como temática artística la estatua en diversos concursos y actividades, además de celebrar una jornada dedicada al arte callejero en la que la imagen servirá como inspiración para artistas locales. También se prevé convocar un concurso para que 'urban sketchers' realicen dibujos. La biblioteca pública de Arroyo de la Miel, impulsora de este homenaje, celebrará un taller impartido por el artista Pablo Rodríguez, dirigido a los más pequeños, bajo el título 'Descubre a La Niña'. La Coral Ciudad de Benalmádena ha compuesto para la ocasión una habanera inspirada en la escultura y la Asociación de Mujeres de Benalmádena también prevé incorporarla como eje de alguno de los talleres programados para este año.

«La imagen de Jaime Pimentel es mucho más que una escultura: es una semblanza de la identidad de nuestro municipio y un símbolo del último medio siglo de historia, un periodo decisivo en el que pasamos de ser una pequeña localidad a uno de los referentes turísticos del sur de Europa», explica el alcalde, Víctor Navas. Pimentel ha asegurado sentirse «profundamente agradecido» a Benalmádena por el homenaje y confiesa que nunca «he dejado de trabajar con la fuerza e ilusión de mis inicios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos