Benalmádena analizará posibles cambios en las retribuciones al alcalde y los ediles

Benalmádena estudiará una reestructuración retributiva. /A. G.
Benalmádena estudiará una reestructuración retributiva. / A. G.

El PSOE propone «un gran pacto» y el PP solicita «una mesa de diálogo» para decidir si se eliminan los ingresos extra de las empresas públicas

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La peculiar estructura retributiva del Ayuntamiento de Benalmádena y sus empresas municipales podría tener los días contados. La publicación de las asignaciones económicas que reciben el alcalde, Víctor Navas (PSOE), y varios concejales por su asistencia a los consejos de administración de tres sociedades públicas y una mixta generó ayer una cascada de críticas, una situación que forzó que los grupos políticos anunciasen su intención de analizar estos ingresos extraordinarios en las cuentas de los ediles. Uno de los grandes apoyos de Navas durante esta legislatura, el concejal no adscrito Bernardo Jiménez, llegó a asegurar que desconocía que seis de sus socios, entre ellos el alcalde y su propio compañero de bancada Óscar Ramundo, cobran entre 900 y 1.500 euros brutos por reunión en Emabesa, la empresa público-privada que gestiona el agua en Benalmádena.

En la mayoría de ayuntamientos, como Málaga, Torremolinos, Mijas o Fuengirola, los concejales con dedicación exclusiva no cobran por asistir a los consejos de las empresas municipales al entenderse que estas reuniones forman parte de su trabajo y, por tanto, de sus salarios. En la mayoría de casos solo reciben una pequeña retribución aquellos concejales que no tienen dedicación exclusiva (sueldo) o los consejeros que no forman parte de la corporación (elegidos como representantes por los grupos municipales pero que no son concejales). Las cuatro empresas con capital público o mixto de Benalmádena, sin embargo, mantienen desde hace lustros elevadas asignaciones a los diferentes alcaldes y concejales, con independencia de sus salarios.

Un concejal de gobierno desconocía que seis de sus socios cobran hasta 1.500 euros extra al mes

Lara arremete contra el alcalde: «Su última declaración de la renta pública es de 2014»

Provise, Innoben y Puerto Deportivo, las tres sociedades municipales, abonan a sus consejeros entre 120 y 330 euros brutos por reunión, mientras que Emabesa paga entre 900 y 1.500 euros brutos por sesión, con el añadido de que en este caso la periodicidad de los consejos suele ser mensual. Los ediles que componen el consejo de administración de esta empresa son, además de Navas y Ramundo, Joaquín Villazón (PSOE), Javier Marín (PSOE), Manuel Arroyo (PSOE) y Salvador Rodríguez (IU). Estos importes, cobrados en la anterior legislatura por concejales del PP, nunca han sido publicados en el portal de transparencia ni en la web municipal y no habían sido revelados hasta ayer.

La portavoz de Izquierda Unida, Elena Galán, lamenta que, ante la información publicada por este periódico, «da la sensación de que estamos enriqueciéndonos por lo bajo» y explica que «los sueldos de los concejales de Benalmádena nunca han sido grandes». Estos salarios ascienden a 55.876 euros brutos anuales en caso del alcalde y 44.559 euros brutos anuales en caso de los concejales con dedicación exclusiva. Galán afirma que estos sueldos «siempre se han completado con los consejos de administración, sin que haya habido otro planteamiento» hasta ahora. Galán alega que IU no ha hecho públicas estas retribuciones «porque no nos parecía justo que la gente pensara que nos quedamos con el dinero», en referencia a que tanto su compañero de bancada Salvador Rodríguez, que cobra 900 euros por reunión en Emabesa, como ella, que recibe 210 euros por sesión en Provise, transfieren de forma íntegra estas cantidades a IU.

Costa del Sol Sí Puede (CSSP) es, junto a Vecinos por Benalmádena, la única formación cuyos concejales no forman parte de los consejos de administración de las empresas municipales, donde sus representantes no pertenecen a la corporación. El partido instrumental de Podemos, sin embargo, es responsable del área de Transparencia, que nunca ha publicado estas retribuciones. Su portavoz, Enrique García, detalla que el pleno tumbó su propuesta de limitar los ingresos de los ediles al importe equivalente a tres salarios mínimos interprofesionales, más medio salario mínimo por hijo a cargo: «Todo lo que exceda de ahí nos parece desproporcionado».

Mesa de diálogo

Desde el PSOE, que preside la coalición de gobierno de la que también forman parte CSSP, IU, Alternativa por Benalmádena y los tres concejales no adscritos, aseguran que «lo que prima ahora es analizar la situación de los sueldos de este Ayuntamiento para alcanzar un gran pacto entre todos los partidos y determinar las asignaciones definitivas». También el presidente del PP, Enrique Moya, considera necesario poner en marcha «una mesa de diálogo» para equiparar la situación a Ayuntamientos similares como Torremolinos o Fuengirola.

El portavoz de Vecinos por Benalmádena, Juan Antonio Lara, recién nombrado candidato del PP a la Alcaldía en 2019, recuerda que el pleno aprobó las auditorías de las empresas municipales, sin que de momento haya concluido la de Puerto Marina y ni siquiera se hayan puesto en marcha las de Innoben y Provise: «Navas habla mucho de transparencia, pero no la practica. Yo mismo entregué con registro de entrada en el Ayuntamiento mi renta de 2016 para que figurara en el portal de transparencia y aún no ha sido publicada. La última renta pública del alcalde que aparece en la web municipal es de 2014».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos